Publicidad

¿Se puede pedir un préstamo rápido para comprar un vehículo?

Si estás pensando en comprar un coche, básicamente se te presentarán 3 vías de financiación:

  1. Concesionario: Puedes recurrir al concesionario en el que se va a comprar el vehículo, y es que lo más probable es que pueda ofrecerte un trato con una financiera con la que trabaje.

 

  1. Préstamo bancario: Podemos dejarnos de intermediarios e ir directamente al banco a ver qué condiciones nos pueden ofrecer.

 

  1. Empresas de créditos rápidos: También tenemos la opción de buscar a una empresa de créditos rápidos que nos pueda echar una mano. En plataformas como Freezl.es hay comparativas que nos facilitará encontrar la empresa más interesante en nuestro caso.

¿Cuál es la mejor opción? Pues depende.

La opción del concesionario puede no estar mal, pero, como ocurre en estos casos, el hecho de tener un intermediario de por medio podría llegar a incrementar el coste de las comisiones asociadas al préstamo, aunque esto no siempre es así.

Si apostamos por el banco puede que nos terminen dado el dinero, pero nos debe de quedar muy claro que las condiciones que vamos a afrontar puede no ser muy interesantes. Por ejemplo, es posible que nos pidan mucho papeleo: como las 2-3 últimas nóminas, las últimas declaraciones de la Renta, la vida laboral o un contrato de trabajo, algún recibo que demuestre cuál es nuestra cuenta bancaria, el DNI. También nos preguntarán si tenemos otro préstamo vigente, o deudas con tarjetas de crédito.

¿Y qué ocurre con las empresas de créditos rápidos? Una vez superado el obstáculo de encontrarnos con unos intereses algo elevados, estaremos ante un tipo de préstamo que funciona muy rápido. Podemos obtener entre 500-6000€ en cuestión de días y tener que devolverlo en un plazo de amortización entre 30-60 días. Quizá sea poco dinero o poco tiempo para poder pagar el coche, por lo que siempre tienes las otras dos opciones anteriores.

En el caso de que seamos autónomos o pyme, también existe la opción del renting / leasing. Esta fórmula se refiere a que el banco nos proporcionará un coche por un determinado tiempo (que suele ser de unos 4 años o por un tope de kilómetros), a cambio de pagar una cuota al mes en la que se incluye el mantenimiento, revisiones, o cualquier visita que pueda tener al mecánico.

Estas son algunas de las fórmulas para solicitar financiación y comprar un coche.

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad