Publicidad

Anzoátegui derrotó 5 carreras por 2 a Santurce

Caribes descansará el martes y regresará al terreno el miércoles para enfrentarse a los Gigantes del Cibao

Caribes de Anzoátegui volvió a mostrar el rostro del campeón que dominó la LVBP de principio a fin. La defensa respaldó un sólido trabajo de Daryl Thompson y la ofensiva aprovechó las oportunidades que se le presentaron para derrotar 5-2 a los Cangrejeros de Santurce, en el cierre de la primera jornada de la Serie del Caribe, que se juega en el Estadio Municipal Hiram Bithorn de Hato Rey.

Alexi Amarista conectó batazo, al primer pitcheo del zurdo Giovanni Soto, que se proyectó a lo más profundo del jardín central para convertirse en triple, que remolcó a dos compañeros y coronó un rally de tres anotaciones en el tercer capítulo para señalar la senda del triunfo de la tribu.

Hasta ese momento, Soto no había confrontado problemas, pero Gorkys Hernández negoció boleto y José Gil siguió con sencillo. Entonces Niuman Romero se sacrificó para avanzar a los corredores. Ehire Adrianza siguió con otro petardo productivo y Amarista hizo en resto.

“No acostumbro a tocar la bola, antes del quinto inning, pero Soto estaba haciendo un buen trabajo, la bola se le estaba moviendo y tenía incómodos a los bateadores. Tuve que hacer algo para tratar de abrir una brecha y lo conseguimos”, destacó el manager Omar López.

La parte media de la alineación oriental, entre el cuarto y séptimo bate, se fue de 5-0, pero Hernández y Gil se embasaron en sus primeros dos primeros turnos cada uno y se combinaron para pisar el plato cuatro veces.

“De eso se trata el juego. Si la parte media no funciona alguien hará algo. Es un equipo. No podemos señalar a alguien porque respondió y otro no. El que se convierte en héroe, se llevará el crédito del equipo porque ganamos todos”, enfatizó López.

Romero completó otro excepcional turno y, luego de ver cinco pitcheos de Soto, sacudió una línea ceñida a la raya de la derecha que le ayudó a llegar hasta la intermedia y llevó hasta el plato a Hernández y Gil, en el cuarto capítulo, para ampliar la ventaja 5-1.

Mientras, Daryl Thompson aislaba tres hits y una carrera en seis episodios, en los que además ponchó a cinco y no concedió boletos.

“La recta en strike fue la clave. Logré combinarla con la curva y el cambio muy bien. Algo que sacó de paso a los bateadores rivales”, dijo el derecho estadounidense, que desde la Serie del Caribe de 2014 suma 11 episodios en blanco contra los equipos boricuas.

“Fue el juego que todo manager quisiera tener. Prevaleció el pitcheo y la defensa, además del bateo oportuno”, agregó López.

El destino del partido tal vez hubiese cambiado en la parte baja del tercero. Reymond Fuentes negoció boleto y Jorge Padilla lo llevó hasta el plato con imparable cargado a la mano derecha del jardinero central Hernández, pero el criollo con un buen corte y un certero disparo a la segunda retiró al corredor.

Thompson se repuso y logró terminar la entrada. De allí en adelante retiró a 10 de los siguientes 12 hombres a los que enfrentó.

“Las bases por bolas fueron el factor determinante. En los dos innings en los que anotaron se aprovecharon de Soto y sacaron boletos”, admitió Eduardo Pérez, piloto de Santurce. “Luego ese corrido de Padilla, con la jugada de frente, fue un error costoso”.

Antes del encuentro, el coach de banca de Caribes, Rouglas Odor, pasó un reporte detallado sobre el zurdo Soto, que pertenece a los Indios de Cleveland, la organización en la que trabaja como técnico. La información logró su objetivo. Anzoátegui ejecutó muy bien su plan de ataque.

“Se ve que hicieron un buen trabajo de scouteo, pero hay que darle todo el crédito a una ofensiva que durante toda la temporada produjo muchas carreras”, concedió Pérez.

López, no sólo se tituló campeón en su primer año en Venezuela, sino que ganó el Juego de Estrellas del circuito local y ahora debuta con un triunfo en el Clásico Caribeño.

“Es una gran emoción. En realidad no logro asimilar todas las cosas por las que está pasando Caribes y mi persona, desde el año pasado (cuando era coach de tercera base). En cada fase hemos obtenido la primera victoria. Son jóvenes que han crecido juntos y por eso estamos aquí”, señaló López, de 38 años de edad.

Omar Poveda tiró un inning en blanco como primer relevista de Thompson y quedó listo para una eventual semifinal. Luego siguieron Hassán Pena y Pedro Rodríguez, que en el noveno encajó la segunda rayita de los Cangrejeros, tras combinarse hits de Neftalí Soto y René Rivera.

Caribes descansará el martes y regresará al terreno el miércoles para enfrentarse a los Gigantes del Cibao, campeón dominicano. Una nueva victoria colocaría a los venezolanos en una excelente posición para seguir aspirando a más.

“Es un equipo que ha venido haciendo lo mismo desde el primer día de la temporada y hemos logrado la meta de quedar campeones”, soltó Amarista. “Esa ha sido la clave de esta noche”.

Loading...


Acerca del Autor

elclarin

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad