Publicidad

Canelo y Golovkin firman escandaloso armisticio y van por la revancha

Jueza Adalaide Byrd vio ganar al Canelo 118-110 puntos lo que desató la polémica

El enfrentamiento entre el campeón invicto kazajo Gennady Golovkin y el mexicano Saúl «Canelo» Álvarez revivió las mejores historias del boxeo, pero al final los pugilitas firmaron un empate en lo que pareció más un guanteo con sparring que otra cosa.

El contrato de Golden Boy promotions contemplaba una segura revancha, independientemente del resultado y eso fue lo que el público obtuvo después de 12 emocionantes asaltos en los que Golovkyn no golpeó al Canelo para tirarlo a la lona y el azteca demostró que no tiene pegada para noquear al asiático.

Canelo ganó los tres primeros asaltos gracias al finteo y un excelente movimiento de piernas que le permitió salir del acoso de Golovkin tirando los mejores golpes.

Pero el kazajo tomó el pulso de la pelea y a partir del cuarto round golpeó seriamente el torso y la cabeza del mexicano.

No fue la mejor pelea de Golovkin que deja su récord en 37-0-1, con 33 nocáuts mientras que Canelo dejó constancia de que está para mejores cosas, siempre de la mano de su promotor Oscar de La Hoya.

Álvarez dejó foja de 49-1-2, con 34 triunfos por la vía rápida.

La villana de la noche fue la jueza Adalaide Byrd.

Cuando llegó la hora de conocer la puntuación de su cartulina, el anuncio de 118-110 puntos a favor de Álvarez, hizo que los 22.358 que llenaron los asientos de las gradas del T-Mobile de Las Vegas explotasen con un abucheo ensordecedor.

La protesta de los aficionados fue a más tras el anuncio del segundo juez, Dave Moretti, al que le leyeron la cartulina y vio como ganador a Golovkin (115-113), mientras que el tercero en discordia, Don Trella, dejó escrito un empate (114-114).

Una vez más, el escándalo estaba asegurado, sin importar que la pelea había sido histórica por la entrega de ambos púgiles, que al recibir el veredicto final de «combate nulo», no dejó satisfecho a ninguno de los dos después de haber completado una gran labor en favor del boxeo tras el «fraude» y «robo» de la farsa montada por Floyd Mayweather júnior y Conor McGregor.



Acerca del Autor

Gustavo Gil

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Periodista de amplia trayectoria en distintos medios que abarcan la prensa escrita, semanarios, radio y televisión. Actualmente ejerce libremente su profesión, es asesor institucional y de imagen.

Agregar comentarios

Haz click aquí para agregar un comentario

Publicidad

Publicidad

Publicidad