Publicidad

(REUTERS)

Messi lloró tras la debacle del Barcelona

Una épica remontada del Livepool alejó el sueño de un triplete más esta temporada

Inimaginable. Esa fue la palabra que describe la sorpresa de la afición catalana, luego de que su equipo -comandado por MESSI– perdiera una ventaja de 3 a 0 ante el Livepool para pasar a la final de la Champions League 2019.

Messi desconsolado en el vestuario seguro recordó que falló, como nunca antes, el cuarto gol a pocos segundos de terminar el primer juego que enfrentaba a los dos grandes favoritos del torneo tras la debacle del Madrid y la Juventus de Cristiano.

El Liverpool, sin Salah pero comandados por el estratega Klopp, fueron poco a poco descontando hasta colocar el marcador del partido de vuelta  4 goles a 0. Una remontada épica que hasta utilizó como ejemplo este miércoles la Primer Ministro Británica, Theresa May, para invocar ese espíritu de remontada para lograr su anelado «Brexit».

Lo cierto es que vuelve el astro argentino a enfrentar esos momentos agridulces del deporte. Messi se había auto impuesto la meta de volver alzar la Champions. Y con el triplete en mano, seguramente volvía a recuperar el distintivo Balón de Oro. Probablemente, pase el 2019 sin pena y con poca gloria.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad