Publicidad

Muguruza se queda en las puertas de la final

La hispano venezolana cayó ante la checa Pliskova

La checa Karolina Pliskova, decimoséptima favorita, doblegó, por 6-4, 5-7 y 7-5, a la española Garbiñe Muguruza en las semifinales del torneo de tenis de Dubai y se citó en el decisivo choque por el título con la vencedora del duelo entre la rumana Simona Halep y la danesa Caroline Wozniacki.

Capaz de corregir su juego tras haber entregado la primera manga, Garbiñe Muguruza no pudo certificar su reacción y desaprovechó la oportunidad de alcanzar su primera final del año tras una agónica batalla de dos horas y 53 minutos, saldada a favor de la checa.

Errática con el servicio -acumuló nueve doble faltas en el primer set-, la española sobrevivió en la primera manga gracias a su notable acierto en la red, adonde se aproximó en trece ocasiones para cerrar en once el punto a su favor.

Un bagaje insuficiente, sin embargo, dados sus repetidos errores no forzados desde el fondo de la pista. Ni en su derecha ni en su revés encontraba Garbiñe Muguruza la manera de castigar el juego de Karolina Pliskova.

La tenista nacida en Louny, decimoctava en la clasificación de la WTA, se valió de las concesiones de la pupila de Alejo Mancisidor para construir una ligera ventaja que fructificó en el 6-4, cumplida la hora de partido.

Como ya ocurriera en Roland Garros en el año 2013, en el único precedente en el circuito profesional entre ambas jugadoras, la española se vio obligada a remontar para certificar su presencia en la siguiente ronda.

En la búsqueda de su primera final del año tras haber encontrado su techo en los cuartos de final del torneo de Sidney, Garbiñe Muguruza no pudo dar continuidad a la reacción demandada por su técnico en el sexto juego de la segunda manga y, pese a disponer de una opción de rotura, permitió a la checa igualar el parcial (3-3).

Tampoco en el décimo juego logró la tenista nacida en Caracas anotarse la manga, después de haber castigado de manera continuada el servicio de Pliskova hasta disponer de bola de set, con 4-5 y 30-40.

Dubitativa, la verdugo de la serbia Ana Ivanovic volvió a verse en desventaja poco después y, presa esta vez de los nervios y de una doble falta, permitió a Garbiñe Muguruza empatar el choque (5-7).

Aupada por este marcador, la española corrigió su lenguaje corporal y así las repetidas negativas con la cabeza dieron paso a un puño erguido con el que celebrar la mejoría de su tenis.

A pesar de la certera propuesta de la española, Karolina Pliskova no renunció a alcanzar su segunda final de la temporada y negó por dos veces a su adversaria la posibilidad de tomar una ventaja casi definitiva, de 3-5.

Sí se vio recompensada poco después la ambición de Muguruza, que con 4-5 restó para cerrar el partido.

Alargó entonces la semifinal la checa y, cumplidas las dos horas y cuarenta y cinco minutos, quebró en blanco el saque de su rival para afrontar, con 6-5 y servicio, la conquista de la final del torneo de tenis de Dubai.

Muguruza, no obstante, gozó de un 0-40 que le hubiera permitido igualar la manga, pero sus propios errores y los aciertos ajenos condujeron a Karolina Pliskova hacia el decisivo partido por el título, donde la checa -finalista en Sidney y semifinalista en Amberes- se medirá con la vencedora del duelo entre la rumana Simona Halep y la danesa Caroline Wozniacki, primera y tercera cabezas de serie.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad