Publicidad

René Solla: La baja de Cristiano le da estabilidad táctica al Real Madrid

Este fin de semana se disputó la vigesimoprimera jornada del fútbol español

Este fin de semana se disputó la vigésimo primera jornada del fútbol español que nos deparó las victorias del Real Madrid por 4 a 1 ante la Real Sociedad, del Barcelona por 3 a 2 ante el Villareal y del Atlético de Madrid por 1 a 3 ante el Eibar, con doblete de Mandzukic y gol y asistencia de Griezmann, quien cerró enero con 5 goles y 3 asistencias.

En el partido disputado en el Bernabéu, el Real Madrid empezó con la pájara que le está caracterizando en los comienzos de los partidos y encajó un gol a los 40 segundos de juego, tras un cabezazo de Elustondo luego de un córner, siendo el gol más rápido que reciben los blancos como locales en la liga desde el 24 de septiembre de 2011, ante el Celta de Vigo, gol del ovetense Michu.

Sin embargo, en el minuto 3, James Rodríguez, en la posición de número 9, le ganó la espalda a los centrales donostiarras y cabeceó el balón como mandan los cánones, tras un precioso centro desde la izquierda de Marcelo. Séptimo gol del colombiano en liga en 19 cotejos, sólo por detrás de Mandzukic y Vietto (10) y Jonathas (8) como los debutantes más goleadores del campeonato. Luego, puso el 2 a 1 Sergio Ramos, aprovechando un rechace del portero visitante tras un remate de Benzema a bocajarro. 39 goles del andaluz en liga con la camiseta merengue.

Los de Ancelotti jugaron un gran partido, demostrando que la estabilidad de su juego la encuentran cuando juegan con un centrocampista más. Por esta razón, los mejores partidos de los blancos han sido cuando ha faltado una de sus dos superfiguras: Bale y Cristiano Ronaldo. El sábado quien faltó fue el lusitano por la sanción de 2 partidos que le impusieron por agredir al central del Córdoba Edimar y el equipo bordó el fútbol con Isco como jefe creativo y James y Benzema en plan estelar en el frente de ataque. Partidazo del galo que marcó dos goles, una tras recibir una asistencia de Bale, con el que realizó dos magníficas paredes para llevar el balón al fondo de la red (min 52).

En el minuto 76 vino el colofón para los 71.653 espectadores que acudieron al Santiago Bernabéu, donde nevó durante el transcurso del partido, motivado por el temporal de frío que azota a la península ibérica en estos días. El francés realizó una pared con Isco por la banda izquierda y empaló el balón con el interior de su botín derecho para alojarlo en la escuadra de la portería defendida por Gerónimo Rulli, sobrepasando al mítico Fernando Hierro como el duodécimo máximo goleador en la historia merengue con 128 tantos.

Por su parte, el Barcelona y el Villareal jugaron un partido vibrante el Camp Nou con triunfo final para los azulgranas quienes se encontraron en par de ocasiones por debajo en el marcador, (goles de Cherysev y Vietto para los castellonenses) pero a quienes rescató el talento de un elegido como Leo Messi, quien recibió en la frontal del área un pase de Luis Suárez y marcó un golazo con su pierna menos hábil, la derecha, un gol que fue el que dilucidó el choque.

Acertó Luis Enrique al incluir en el once titular a Rafinha Alcántara quien estuvo magnífico en sustitución de Iván Rakitic y que marcó su primer gol con la camiseta azulgrana (había logrado 4 con la zamarra del Celta de Vigo la temporada pasada). El cuadro local dio una demostración de garra y de clase, ya que perdía en el minuto 52 tras el 1 a 2 obra del sensacional delantero argentino de 19 años Lucas Vietto, pero empató en el 53 por obra de Rafinha y puso el 3 a 2 en el 55, luego de una genialidad de Leo Messi, quien ya acumula 22 tantos en 21 partidos de liga y se ha colocado a sólo 6 de Cristiano Ronaldo en su lucha sin cuartel por el Pichichi. Otro que se encuentra en racha es Neymar, quien marcó un tanto al filo del descanso (el 1 a 1 en ese momento) y logró marcar su tanto número 22 en 27 partidos que ha jugado con el cuadro culé esta temporada, habiendo ganado el 85% de esos cotejos. Lo que sí llama la atención es que Luis Suárez, aunque participa en el juego del Barsa y asiste a sus compañeros, sigue negado de cara a puerta. El domingo falló en tres claras ocasiones ante la portería defendida por Asenjo y lo que al principio fueron aplausos comprensivos se convirtieron en murmullos cuando el Villareal se puso en ventaja.

Loading...


Acerca del Autor

elclarin

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad