Publicidad

COVID-19: La industria automotriz mexicana alcanza mínimos históricos

Dado que la pandemia de coronavirus ha cerrado gran parte de las operaciones del país, desde la industria de servicios hasta la producción industrial, uno de los sectores más afectados ha sido el de la industria automotriz. De enero a mayo de 2020 solo se han vendido 331.580 automóviles, ni siquiera una cuarta parte de lo que se vendió en el mismo periodo del año anterior. Las ventas de marzo cayeron un 25,52% y en abril las ventas de vehículos solo ascendieron a 34.903 vehículos, un 64,5% menos que en abril de 2019, lo que representa la peor caída en un mes de abril desde 1995.

Además, el 80% de las importaciones de México van a los Estados Unidos, actualmente su mayor socio comercial con más de 600.000 millones de dólares de comercio bilateral. No obstante, la producción cayó en abril en un asombroso 99%. Aun así, mientras México continúa librando su batalla contra la pandemia de coronavirus, registrando más de 350 nuevas víctimas el 12 de mayo, su peor día hasta la fecha, Estados Unidos ha pedido a las fábricas mexicanas que reabran lo antes posible para restablecer su crucial papel dentro de la cadena de suministro de fabricación automotriz global.

El presidente presiona para reabrir fábricas

A principios de mayo, el presidente López Obrador anunció que a partir del 18 de mayo, industrias como la minería, la construcción o la fabricación de automóviles volverían a considerarse «actividades esenciales» y se les permitiría reabrir gradualmente, un movimiento que, en un momento tan precario, podría ayudar a impulsar a una economía mexicana en decadencia y a acelerar la producción en los principales fabricantes de automóviles estadounidenses, que dependen de piezas fabricadas en México. Es demasiado pronto para saber qué compañías abrirán y a qué ritmo, pero el director de Pilot Freight, que gestiona piezas de automóviles para compañías como FCA o Ford, informó que las plantas podrían comenzar con una tasa de producción del 25-40% para evitar problemas en la cadena de suministro, así como para garantizar que las empresas puedan mantener consistentemente condiciones seguras para controlar nuevos brotes del virus del COVID-19.

Fabricación de automóviles en México

Siendo el segundo país productor de automóviles más grande del hemisferio occidental, México ha sido denominado como la «nueva capital de la industria automotriz», que representa el 17,6% de su sector manufacturero. Como segundo hogar de los Tres Grandes (General Motors, Ford y FCA), México es conocido por fabricar productos de alta calidad gracias a su buen hacer en la cadena de suministro, a su disponibilidad de trabajadores experimentados, a los salarios rentables y a su proximidad con EEUU, el mayor importador de automóviles del mundo. La inclusión de México en una sólida red de tratados de libre comercio también posiciona al país como una base ideal de exportación mundial y asegura importantes descuentos arancelarios en las exportaciones.

México alberga uno de los mercados de fabricación de automóviles más diversos de la industria mundial. De hecho, antes de la crisis de salud del COVID-19, la industria automotriz y la economía de México se consideraban el grupo de fabricación de más rápido crecimiento del mundo, con más de 42 compañías de vehículos que producen más de 400 modelos diferentes. Dos de los estados más prolíficos para la fabricación de automóviles son Guanajuato y Aguascalientes, que cobijan plantas de ensamblaje para algunas de las compañías automotrices más grandes del mundo, incluidas FCA (Fiat Chrysler), Ford, GM, Toyota, Nissan, Volkswagen y Audi.

¿Sobrevivirá la industria automotriz de México a la crisis?

México es uno de los muchos países del mundo que comienza el viaje de evaluar simultáneamente el daño económico causado por la pandemia del COVID-19 y formular formas efectivas para reabrir sus economías y prevenir nuevos rebrotes. Al principio parecía un terreno resbaladizo, teniendo en cuenta las condiciones actuales sin precedentes, pero los jefes de la industria como Mary Barra, CEO de General Motors, anunciaron a los inversores que las principales empresas como la suya están manteniendo conversaciones constructivas con los líderes nacionales en México para garantizar que la producción se realiza siguiendo medidas de seguridad y efectividad. «Creemos que con esos protocolos y comunicando y compartiendo nuestros planes, estamos en una buena posición mientras hablamos con los líderes de los países y los líderes estatales», dijo.

Balance final

Teniendo en cuenta la sólida posición de la industria automotriz de México antes de la crisis, así como la demanda global de los modelos de automóviles más nuevos y más grandes, puede parecer que dicha recuperación sería simple. Pero todo lo que podemos hacer es observar y esperar a que los principales fabricantes de automóviles como FCA inicien su lento ascenso a la normalidad.

El trading de CFD en iFOREX le permite aprovechar los cambios de precios en ambas direcciones de las acciones de compañías automovilísticas como FCA, Ford, GM, o Toyota, entre otras, sin poseer el activo subyacente. En iFOREX puede elegir entre cientos de instrumentos CFD negociables que incluyen acciones, materias primas, índices, divisas, criptomonedas y ETF. Regístrese hoy y benefíciese de materiales educativos gratuitos, herramientas de trading avanzadas y una sesión de capacitación 1 a 1 con un entrenador en vivo para ayudarle a practicar el trading de CFD con iFOREX a su propio ritmo.

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad