Publicidad

Suben a 700 los muertos en La Meca

La menos 450 personas resultaron heridas, pero las cifras aumentan con el paso de las horas

Al menos 717 personas murieron el jueves en una estampida en las afueras de la ciudad sagrada de La Meca en Arabia Saudita, dijeron autoridades locales, en el peor desastre ocurrido durante el evento anual del Haj en 25 años.

La estampida también causó heridas a más de 863 personas que fueron aplastadas en la localidad campamento de Mina, unos pocos kilómetros al este de La Meca, después de que dos grandes grupos de peregrinos arribaran al mismo tiempo a una intersección en su camino a participar del ritual musulmán de «apedreamiento del diablo» en Jamarat, dijo el departamento de defensa civil saudí.

El del jueves fue el peor desastre ocurrido durante el peregrinaje desde julio de 1990, cuando 1.426 fieles murieron aplastados en un túnel cerca de La Meca. Ambas estampidas ocurrieron durante el Eid al-Adha (rito de sacrificio), la festividad más importante para los musulmanes y el día en que se realiza el ritual de apedreamiento.

Fotografías publicadas en la cuenta de Twitter de la defensa civil local mostraron peregrinos tendidos en camillas mientras que los trabajadores de emergencia los introducían en una ambulancia.

La peregrinación del Haj, la mayor congregación anual de personas en el mundo, ha sido escenario de estampidas mortales en el pasado, así como de otros desastres, incluyendo incendios de tiendas de campaña y disturbios.

Sin embargo, la frecuencia de estos incidentes se había reducido en los últimos años porque el Gobierno saudita ha invertido miles de millones de dólares para mejorar la infraestructura durante el Haj y adquirir tecnología que ayude a controlar a la multitud.

La seguridad durante el Haj es un asunto políticamente sensible para la gobernante dinastía Al Saud en el reino, que se considera guardián del Islamismo ortodoxo en el mundo y custodia de los lugares sagrados de La Meca y Medina.

El ministro del Interior de Arabia Saudita, príncipe Mohammed bin Nayef bin Abdelaziz, dijo que un comité investigará lo ocurrido, reportó la televisión estatal.

Un video publicado en Twitter, cuya autenticidad no pudo ser confirmada, mostraba cuerpos, envueltos en la indumentaria blanca característica de quienes realizan la peregrinación, tendidos en el suelo al lado de un camino y rodeados por escombros, mientras otros fieles y trabajadores de emergencias intentaban revivirlos.

La agencia de noticias estatal IRNA dijo que al menos 47 iraníes habían muerto y citó al viceministro de Relaciones Exteriores Hossein Amir Abdollahian diciendo que Arabia Saudita era responsable por lo ocurrido.

La Calle 204, donde ocurrió el desastre, es una de las dos arterias principales que llevan desde el campamento de Mina a Jamarat, donde los peregrinos realizan el ritual de «apedreamiento del diablo» lanzando piedras contra tres grandes pilares. En el 2006, al menos 346 peregrinos perdieron la vida durante una estampida en Jamarat.

«Se está trabajando para separar grandes grupos de personas y dirigir a los peregrinos hacia rutas alternativas», dijo la Defensa Civil de Arabia Saudita en Twitter, que agregó que más de 220 ambulancias y 4.000 trabajadores de rescate fueron enviados para ayudar a los heridos.

Loading...


Acerca del Autor

Ángel Medina

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad