Publicidad

Varios muertos en otro ataque contra estación de autobuses en centro Nigeria

En los últimos días las estaciones de autobuses nigerianas se han convertido en objetivo de los atentados terroristas

Varias personas murieron en dos explosiones ocurridas hoy en la principal estación de autobuses de Jos, la capital del estado de Plateau, en el centro de Nigeria.

«Las explosiones sacudieron toda la zona y la gente empezó a correr deprisa para ponerse a salvo. Vi cadáveres mutilados en el suelo. Fue horrible», contó a Efe John Pam, testigo del ataque.

La primera explosión se produjo sobre las 18.45 hora local (17.45 GMT) dentro de la popular estación, cuando supuestamente un terrorista suicida se inmoló, según algunos testigos

Poco después, explicaron, otro artefacto explosivo fue lanzado al interior de la estación de autobuses.

«Todavía desconocemos el número de muertos y heridos», afirmó la Agencia de Gestión de Emergencias Nacionales nigeriana (NEMA) a través de su cuenta oficial en Twitter.

Este ataque se registró tan solo unas horas después de que al menos 19 personas fallecieran en un atentado suicida perpetrado en una estación de autobuses de Biu, en el estado norteño de Borno.

En los últimos días las estaciones de autobuses nigerianas se han convertido en objetivo de los atentados terroristas.

El martes otros dos ataques suicidas tuvieron como objetivo las estaciones de autobuses de Potiskum y Kano -localidades del norte de Nigeria- y causaran más de 20 muertos y múltiples heridos.

A pesar de que ningún grupo ha reivindicado todavía los ataques, todas las sospechas recaen sobre la milicia yihadista nigeriana Boko Haram, autora de múltiples y sangrientos atentados en el norte del país.

El despliegue de la fuerza militar regional para luchar contra Boko Haram no ha conseguido frenar los ataques de los terroristas, que además han extendido sus acciones a Níger, Chad y Camerún, países limítrofes con Nigeria.

 

Loading...


Acerca del Autor

elclarin

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad