Publicidad

Rousseff promete diálogo tras protestas

Luego que más de 1,7 millones de personas que salieron el domingo a las calles

La ola de protestas que recorrió Brasil puso en negro sobre blanco la indignación por la corrupción en Petrobras y la falta de respuestas del gobierno, un guante que fue recogido por la presidenta Dilma Rousseff, quien dijo estar dispuesta a dialogar con «quien sea».

Por primera vez, la mandataria fue el blanco excluyente de todos los dardos lanzados por los cerca de 1,7 millones de personas que salieron el domingo a las calles, hasta hace no mucho patrimonio del gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda). Y ese descontento no le ha dado tregua desde que comenzó su segundo período en el palacio de Planalto en enero.

«El gobierno tiene la obligación de abrir el diálogo«, dijo durante una conferencia de prensa en Brasilia, en su primera reacción tras las marchas que tapizaron decenas de ciudades del país sin una convocatoria partidaria.

Loading...


Acerca del Autor

Ángel Medina

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad