Publicidad

Empresario vinculado a El Aissami rechaza acusación de EE.UU

El Tesoro bloqueó 13 empresas suyas que, según las autoridades de EE.UU., "forman parte de una red internacional que abarca las Islas Vírgenes Británicas, Panamá, Reino Unido, Estados Unidos y Venezuela"

El empresario venezolano Samark López -sancionado por EE.UU. por ser el supuesto «testaferro» del vicepresidente, Tareck el Aissami, y proporcionar apoyo a actividades de narcotráfico- rechazó hoy esas acusaciones y afirmó que ejercerá acciones legales al respecto.

«El listado injustificadamente incluye a un empresario legítimo como Samark López, quien ha jugado un rol fundamental ayudando a promover el futuro de Venezuela», señaló el empresario en un comunicado publicado en su página web.

Las acusaciones en su contra no contienen «ninguna evidencia fáctica o justificación legal respecto de la razón por la cual Samark López debe ser colocado en ese listado», afirma el escrito y sostiene que el único vinculo entre el empresario y el vicepresidente venezolano es que ambos «se conocen personalmente».

El Departamento del Tesoro de EE.UU. sancionó ayer a López por ser el supuesto «testaferro» de El Aissami y proporcionar «material, apoyo financiero, bienes y servicios» al narcotráfico, explicó un alto funcionario estadounidense en una conversación telefónica con periodistas.

El Tesoro bloqueó 13 empresas suyas que, según las autoridades de EE.UU., «forman parte de una red internacional que abarca las Islas Vírgenes Británicas, Panamá, Reino Unido, Estados Unidos y Venezuela».

En su comunicado, López señala que «el listado parece estar motivado políticamente» y asegura que «es alguien que ha tratado de colaborar con el crecimiento y desarrollo de Venezuela y que se encuentra atrapado en temas políticos relativos» al país.

Asimismo, precisa que «no es un funcionario gubernamental ni ha estado involucrado en el tráfico de drogas» y afirma que «ejercerá todos los recursos legales, administrativos y judiciales posibles».

La investigación del Departamento del Tesoro determinó que El Aissami, el cargo más alto del Gobierno venezolano sancionado nunca por el país norteamericano, «supervisó o poseyó parcialmente envíos de narcóticos de más de 1.000 kilogramos» desde su país a múltiples destinos, incluyendo a México y Estados Unidos.

Las sanciones implican el bloqueo de los activos de El Aissami y de López bajo jurisdicción estadounidense e impiden hacer transacciones con ellos.

El Aissami calificó hoy de «miserable agresión» las sanciones económicas impuestas contra él y afirmó que tiene la «moral intacta», «mayor firmeza», «convicción antiimperialista» y «mayor conciencia chavista».

Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad