Publicidad

JVR: La MUD fracasa cuando intenta tomar la calle

Durante su programa dominical, transmitido por Televen, Rangel destacó que "cada vez que la MUD intenta tomar la calle, fracasa, como lo ha demostrado en las diferentes convocatorias de movilización, donde queda en evidencia la falta de sintonía entre maquinaria y antichavismo".

La estrategia de tomar la calle que anunció el coordinador de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), semanas atrás, «ha servido para constatar una realidad, la falta de convocatoria de la estructura partidista, lo cual deja claro que una cosa son los aparatos opositores y otra lo que pudiéramos llamar el antichavismo»; aseguró este domingo el periodista y analista político José Vicente Rangel.

Durante su programa dominical, transmitido por Televen, Rangel destacó que «cada vez que la MUD intenta tomar la calle, fracasa, como lo ha demostrado en las diferentes convocatorias de movilización, donde queda en evidencia la falta de sintonía entre maquinaria y antichavismo».

Apuntó que la «oposición partidista», es rígida, excluyente y carente de atractivos, en tanto que el antichavismo, es otra cosa.

«Si algo demuestra este fenómeno es que la oposición partidista carece de sustento y los esfuerzos que hacen para acoplar sus maquinarias al antichavismo vienen fracasando sistemáticamente», dijo.

Rangel señala que estas diferencias se acentuaron luego de la «irresponsable actitud asumida por la MUD ante la guarimba, en la forma como rehuyó conducir los acontecimientos que generaron el terrorismo”.

A su juicio, esa actitud agravó la situación en la organización opositora y la ubicó en el plano de la desconfianza. Por otro lado asegura que el “antichavismo” se niega a atender las convocatorias de movilización, si no hay certeza de lo que se busca con ellas.

Esta situación también se refleja en la división entre la partidocracia, como el caso de Acción Democrática que no participó en el último evento de calle y hasta el mismo Henrique Capriles estuvo ausente, presuntamente por no saber cómo sería recibido por los manifestantes.

Entre otros elementos apuntados durante el segmento»Confidenciales» en el programa José Vicente Hoy, el analista hizo referencia a la visita a Venezuela de los expresidentes Sebastian Piñera de Chile, Andrés Pastrana de Colombia y Felipe Calderón de México, destacando que los tres sabían que se trataba de una acción injerencista.

«Como políticos veteranos ellos saben que se trató de una clara injerencia en los asuntos internos del país que visitaban. Vinieron para apuntalar, ni siquiera la oposición en general sino a un sector de ella».

Indicó que a los visitantes no debe sorprenderle que hayan sido acusados de “solidarizarse con sectores subversivos y de inmiscuirse en asuntos internos de Venezuela”, ya que fueron invitados y acompañados por «el sector más radical de la oposición, el que auspició la guarimba que tuvo carácter insurreccional y terrorista que piden el desconocimiento del mandato constitucional del presidente Maduro».

Asimismo, indicó que «la visita confirma el carácter internacional de la conjura contra el Gobierno legitimo del país y además es una demostración de irresponsabilidad de quienes por haber ejercido la presidencia de esos países deberían respetarse a sí mismo».

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad