Publicidad

22 y 23 de octubre: La Virgen de Coromoto visitará La Victoria

El viernes 23 se expondrá y venerará la reliquia en el Templo del Buen Pastor en Pie de Cerro a las 9 de la mañana

El jueves 22 y el viernes 23 de octubre, la reliquia de la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela; estará en nuestra ciudad de La Victoria, informó el padre Antonio González de la parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo.

El jueves 22 estará en la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe. A las 4 de la tarde está prevista la llegada de la Virgen al peaje de La Victoria. De allí partirá en caravana hacia la Iglesia Matriz. A las 5 de la tarde se efectuará un Santo Rosario y, posteriormente, la Solemne Celebración Eucarística.

Así mismo, el viernes 23 se expondrá y venerará la reliquia de la Virgen de Coromoto en el Templo del Buen Pastor en Pie de Cerro a las 9 de la mañana. A las 10 de la mañana habrá una Solemne Eucaristía de Acción de Gracias por la visita de nuestra Madre a La Victoria seguida de la despedida y clausura de la visita al mediodía.

La historia de la Virgen de Coromoto se la debemos al historiador Hermano Nectario María de la congregación Hermanos de las Escuelas Cristianas La Salle, informó el historiador David Chacón. En 1928, elaboró su primera historia y logró que, el 1º de mayo de 1942, los Obispos de Venezuela en la Conferencia Episcopal, la declararan Patrona de Venezuela. Finalmente, el 7 de junio de 1954, el Papa Pío XII la instituye canónicamente.

El historiador Hermano Nectario María refiere que, el 8 de septiembre de 1652, el Cacique de la tribu de los Coromotos se encontraba en su bohío con su mujer, su cuñada Isabel y un hijo de ésta de 12 años de edad; y allí se le presentó en forma corpórea la Virgen Santísima indicándoles: «vayan a casa de los blancos, para que les echen el agua en la cabeza y así poder ir al cielo».

Con irrespetuosas palabras y actitud violenta le respondió. Tomó el arco y ella se le aproximó para abrazarlo. Las armas se le cayeron. Cuando tomó por un brazo a la Señora para sacarla de su choza, ocurrió el milagro: ella desapareció y dejó en su mano una diminuta imagen de 2,5 cm de alto por 2 cm de ancho. Él la escondió en la paja del techo. Esto sucedió el día sábado, entrada la noche. Al día siguiente, cuando el Cacique de los Coromoto se disponía a regresar a sus montañas, fue mordido por una culebra. Mortalmente herido, rindió su último suspiro, arrepintiéndose de su soberbia actitud y clamando por el sacramento del bautismo.

A partir de ese momento comienza una gran historia de favores y milagros, devoción y renovación de la fe de la mano de la Virgen de Coromoto, afirmó el historiador David Chacón. La fama y veneración del culto se hicieron tan grandes que, el 1º de febrero de 1654, el Vicario don Diego Lozano ordena que se traslade con toda solemnidad la milagrosa imagen para la iglesia parroquial de Guanare.

Es en el siglo XX, cuando se recuperó la venerada imagen que se encontraba en precario estado, indicó el historiador David Chacón. El trabajo de restauración se debe a la Fundación María Camino a Jesús, con sede en  Maracaibo, quienes a partir de 2002 iniciaron una campaña para impulsar el proyecto de restaurar los daños que ocultaban gran parte de la imagen de la Virgen con el niño Jesús.

A lo largo del proceso se fueron descubriendo elementos desconocidos. Se logró identificar en los ojos de la Virgen, de menos de 1 milímetro, la presencia del iris. Al profundizar en el estudio del ojo izquierdo, se pudo definir un ojo con las características de un ojo humano. Tiene cornea, iris y cristalino como un ojo humano con color.

Se diferencia con claridad el orbe ocular, el conducto lacrimal, el iris y un pequeño punto de luz en el mismo. Maximizado el punto de luz, se pudo observar que el mismo parece formar la imagen de una figura humana con características muy específicas. La corona de la Virgen y el Niño son típicamente indígenas. En el ojo derecho hay células humanas vivas y la forma del mapa de Venezuela. Algo impresionante. Igualmente corroboraron que el penacho principal de la corona de la Virgen es de pluma y aparece la imagen de la Virgen de Chiquinquirá, patrona de los zulianos; concluyó el historiador David Chacón, presidente de la Fundación Hermano Nectario María (Caracas).

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad