Publicidad

La Guía Michelin de los médicos

"Quiero que el paciente deje de andar perdido", explica Carlos Cardona, especialista en oncología molecular

Tu vida entera en un diagnóstico fatal. De pronto, pasas los días de puerta en puerta, de médico en médico, con una carpeta bajo el brazo llena de papeles incomprensibles. Te has convertido en paciente. Y ya no hay red. Pocos son capaces de analizar su diagnóstico, descifrarlo y saber exactamente dónde acudir. Con la obsesión de encontrar al mejor médico, Carlos Cardona, especialista en oncología molecular, ha pasado los últimos 25 años recopilando los mejores médicos y hospitales en cada materia. Su «invento» se llama Medirank y se puede consultar en formato de libro, donde hay 94.000 registros, o en internet, donde más de 660.000 registros. Es la Guía Michelin de los médicos.

«En las dos últimas décadas he trabajado en la creación de un algoritmo que me permite identificar al mejor en cualquier especialidad. Pero cuidado, no hablamos de trato humano, hablamos de práctica médica», explica Cardona. Y esa obsesión ha dado como resultado un ránking médico basado en los artículos publicados, las conferencias realizadas…

En el mundo, cuenta el doctor, «existen 10.000 patologías y en España se controlan 3.200». Así que encontrar al mejor especialista en la enfermedad que le afecta a uno es tarea compleja. Con Medirank, explica Cardona, se pretende «orientar a dónde podría acudir el paciente con enfermedades con pronóstico incierto, enfermedades raras (incluidas las genéticas), degenerativas y crónicas de difícil solución». Sólo en España, ha recopilado más de 67.000 artículos, clasificados por esas 3.200 patologías.

¿Es asesor médico? ¿Médico acompañante? «Qué más da, lo importante no es el nombre», responde. «Yo me encargo de contarle al paciente lo que le está diciendo el médico que tiene delante. Primero analizo su diagnóstico y después le digo cuál es el mejor especialista en su enfermedad. Es la clave de todo. ¡Si fuéramos al médico que nos corresponde, se habrían salvado muchas vidas! Quiero que el paciente deje de andar perdido».

La presencia de Cardona en los tratamientos es fundamental. Su labor durante tantos años le permite acceder a los mejores especialistas una vez identificados: «Tengo trato con muchos de ellos porque les pido su opinión en casos de pacientes, saben quién soy, lo que crea cierta fluidez entre médicos». Y una vez en la consulta, este oncólogo molecular aporta, dice, «el componente personal que les falla a algunos especialistas». Así, esa persona de pronto convertida en paciente, en enfermo, podrá soportar la soledad en compañía. Con red.



Acerca del Autor

Katherine Dona Cumana

Agregar comentarios

Haz click aquí para agregar un comentario

Publicidad

Publicidad

Publicidad