Publicidad

Sur de EE.UU. apoya el uso legal de marihuana

Esta hierba ha ganado terreno lentamente en el sur de Estados Unidos

Dos décadas después de que California se volviera el primer estado en legalizar la marihuana para uso medicinal, los intentos para que los enfermos puedan consumir legalmente la hierba están ganando terreno lentamente en el sur de Estados Unidos.

Un renovado proyecto de atención médica presentado este año en Carolina del Sur tiene el apoyo de varios de los legisladores más conservadores del estado, que han cambiado de opinión debido a las pérdidas sufridas en sus propias familias o a las súplicas de padres y pastores en sus distritos.

El representante estatal Eric Bedingfield fue uno de los políticos que rechazó inicialmente el consumo legal de marihuana, pero cuando su hijo mayor se volvió adicto a los opioides por seis años y se infligió una sobredosis, el republicano conservador copatrocinó un proyecto de ley sobre cannabis medicinal.

“Mi opinión ha cambiado. Yo era alguien que la veía como una sustancia negativa y ahora digo ‘Esto tiene beneficio”, afirmó Bedingfield recientemente.

El político, de 50 años de edad, cree ahora que la marihuana puede liberar a los adictos de su dependencia de los opioides. En última instancia, el veterano de la Armada espera que la marihuana medicinal pueda ser una alternativa inicial a las personas a las que se les ha recetado OxyContin y otros analgésicos opioides, ayudando a frenar una epidemia que ha destruido familias de todos los niveles económicos.

 

Loading...


Acerca del Autor

Katherine Dona Cumana

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad