Publicidad

SVC presentó nuevo anticuagulante oral

Rivaroxaban reduce significativamente el riesgo de que el paciente sufra un ACV de tipo embólico como consecuencia de la fibrilación auricular

En medio de una de las crisis más largas y difíciles, que ha afectado en especial la salud del venezolano, la escasez de medicamentos es una de las problemáticas que afecta a los pacientes con enfermedades cardiovasculares, pues implica una importante disminución de su calidad de vida y elevación innecesaria de su riesgo de muerte.

 

Ante esta situación, una vez más la Sociedad Venezolana de Cardiología (SVC) expresa su preocupación. El doctor Iván Mendoza, expresidente de la SVC, experto en Electrofisiología, plantea que los Accidentes Cerebro Vasculares (ACV) son la tercera causa de muerte en mujeres (9.73%) y la quinta en los hombres (6.33%). “El problema no solo está en los que se mueren, sino que los que sobreviven a un ACV quedan deteriorados, con una pésima calidad de vida y constituyen una grave carga, un problema social, médico y familiar, tanto para el paciente como para los servicios médicos”.

 

Por su parte, el Heliodoro Rodríguez, presidente electo de la SVC, agrega que el problema en los pacientes que sobreviven a un ACV es la incapacidad, de allí la importancia de contar con tratamientos oportunos. “También tenemos la trombosis venosa profunda y el embolismo pulmonar, que están entre de las principales causas de muerte, por lo tanto, estamos frente a un problema de salud pública”.

 

De allí que el presidente actual de la SVC, José Miguel Torres, destaque la importancia de contar con medicamentos orales, accesibles y disponibles para volver a brindarle a los pacientes una atención de calidad.

 

La buena noticia es que uno de los medicamentos más efectivos para prevenir complicaciones de estas patologías, que en los últimos años tenía una presencia errática en el mercado nacional, con periodos de escasez total que alternaban con períodos de insuficiencia, ahora está disponible. » Se trata de un nuevo anticoagulante oral, conocido como Rivaroxaban, producido por un laboratorio nacional de alta calidad, lo que garantiza su eficacia y acceso para nuestros pacientes», afirma Torres.

 

El doctor Rodríguez Hidalgo destaca que por esta falta de disponibilidad de los nuevos anticoagulantes orales en los últimos años, se había tenido que recurrir a medicamentos como la Warfarina, utilizada durante más de 50 años, pero que tiene un efecto menos predecible, tiene una ventana terapéutica muy amplia, gran interacción con alimentos y otros fármacos y requiere controles periódicos de la coagulación a través de pruebas sanguíneas para ajustar la dosis

 

 

Rivaroxaban reduce significativamente el riesgo de que el paciente sufra un Accidente Vascular Cerebral de tipo embólico como consecuencia de la Fibrilación Auricular, la arritmia sostenida más frecuente. Así mismo, se ha convertido en recurso esencial del tratamiento de la trombosis venosa profunda y los fenómenos tromboembólicos derivados de esta, como el tromboembolismo pulmonar que tiene alta tasa de mortalidad, especialmente en los pacientes sometidos a cirugía ortopédica de cadera y rodilla.

 

 

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Gustavo Gil

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Periodista de amplia trayectoria en distintos medios que abarcan la prensa escrita, semanarios, radio y televisión. Actualmente ejerce libremente su profesión, es asesor institucional y de imagen.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad