Publicidad

29 años de prisión por asfixiar hasta matar a su mujer

La Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), confirmó la condena a 29 años de prisión contra  Nicolás Gilberto Arvelo, por la comisión del delito de feminicidio agravado; en contra de su pareja, Melissa Borges Ferrero.

Así lo establece la sentencia N° 66-2020, con ponencia de la magistrada Elsa Janeth Gómez Moreno; que desestimó por manifiestamente infundado el recurso de casación interpuesto por la defensa de Arvelo contra la decisión de la Corte de Apelaciones con Competencia en Delitos de Violencia contra la Mujer de la Región Capital, que declaró sin lugar la apelación contra el fallo condenatorio emitido por el Tribunal Primero de Primera Instancia en función de Juicio en Materia de Delitos de Violencia contra la Mujer de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.

 

Los hechos que originaron este caso ocurrieron en noviembre del   2016, cuando  Nicolás Gilberto Arvelo se dirigió a la vivienda de su concubina, Melissa Borges Ferrero, ubicada en El Hatillo, estado Miranda, donde la asfixió al colocarse sobre su cuerpo luego de inmovilizarla en la cama y cubrirle la cabeza con una bolsa plástica negra a la que selló con cinta adhesiva.

 

Los hechos 

Seis días antes, la víctima había formulado una denuncia por violencia de género contra su pareja.

El periodista Eligio Rojas, para Últimas Noticias, escribió: “El homicidio fue investigado por los fiscales Nazareth Landaeta Polidor y Jesús Enrique Pineda.

Una vez cometido el crimen, Arvel huyó de la residencia y retornó en horas de la noche. Pero durante el día,   estuvo marcando al celular de Melissa y mandándole mensajes de texto.

Al llegar a su residencia, el hombre llamó a Polihatillo para que le ayudaran a abrir la puerta del apartamento, aun cuando él tenía un juego de llaves, según lo investigado.

Una vez abierto el inmueble, localizaron el cadáver de Melissa  en la cama de la habitación principal. Nicolás telefoneó a los familiares de la mujer y les dio a entender que Melisa se había suicidado.

La Fiscalía detectó que en la pareja existía el “ciclo de la violencia”, donde  Arvelo presentaba una “conducta posesiva, celópata y controladora”, destaca la sentencia.

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad