Publicidad

A jefes del CICPC los habrían asesinado ”robavehículos” al descubrir que eran policías

Los asesinatos del jefe de la Delegación Municipal del CICPC-Caucagua, Eduardo Hernández y del segundo al mando de ese mismo despacho policial, inspector jefe Joel Amador, los habrían cometidos una banda dedicada al robo de vehículos en un eje vial de Barlovento, estado Miranda, comentaron fuentes policiales ligadas a las investigaciones.

 

Varios sujetos dedicados a asaltar vehículos de carga y autos livianos montaron una falsa alcabala utilizando prendas policiales pertenecientes a la PNB en horas de la tarde del lunes y en ese momento pasaron los dos jefes policiales en un Toyota Camrry, propiedad de Heriquez, quienes se dirigían a una reunión de trabajo en otra sede de la policía científica.

Al parecer la intención de los delincuentes era apoderarse del lujoso auto y al descubrir que sus dos tripulantes eran funcionarios del Cicpc, decidieron raptarlos y luego quitarles la vida. El jefe de la Delegación Municipal de Caucagua fue asesinado dentro del auto, en un paraje solitario cerca de la vía principal y su compañero un poco más adelante.

Tras el hallazgo, no menos de 100 funcionarios de diferentes dependencias policiales se desplegaron en esa zona mirandina y horas después, fue abatido en la autopista Gran Mariscal de Ayacucho, municipio Andrés Bello, Yerfran Reyes, alias “El Yerfran”, uno de los delincuentes que habría participado en ese hecho sangriento.

Desde el lunes varias comisiones policiales han realizado allanamientos en diferentes barriadas de Caucagua y otras zonas de ese estado Mirandino, para dar con el resto de la banda, dedicada a actos de piratería en varios ejes viales, así como otros delitos.

El comisario jefe Eduardo Henriquez dirigió durante dos años las Fuerzas de Acciones Especiales en el estado Zulia.

En noviembre del 2016, ocurrió un caso similar en la vía a La Concepción, cerca de la urbanización Villa Baralt de Maracaibo. Ladrones de vehículos detuvieron al comisario del CICPC en el Zulia, Manuel Chirinos, cuando se desplazaba en su camioneta Toyota Fortuner. En esa oportunidad el funcionario enfrentó a los antisociales y lo liquidaron, quedando su cadáver cerca de la camioneta que minutos antes manejaba.

Con información de NAD

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad