Publicidad

Adoptó una bebé para torturarla hasta la muerte

El padre de la bebé fue condenado a cinco años de cárcel

Un tribunal de Seúl condenó a cadena perpetua a una mujer que maltrató a su hija adoptiva de sólo 16 meses de nacida, hasta matarla. El padre de la bebé fue condenado a cinco años de cárcel por colaborar e incitar al maltrato.

Los jueces de la corte del Distrito Sur de Seúl consideraron que la mujer, de la que sólo se ha dado a conocer su apellido (Jang) y para la que la fiscalía había pedido la pena de muerte por asesinato, «provocó su muerte con una brutalidad inimaginable».

«Puesto que la acusada pisoteó sin piedad la dignidad y el honor como ser humano de la víctima, resulta razonable separar a la acusada de la sociedad por tiempo indefinido», expuso el tribunal en su veredicto, según informó la agencia Yonhap.

La pequeña, de nombre Jung-in, fue adoptada en febrero del año pasado y murió en octubre a causa de unas graves lesiones abdominales y hemorragias internas causadas por el uso de una «fuerza excesiva» por parte de un agresor, según la autopsia.

El terrible caso de Jung-in conmocionó a la sociedad surcoreana y puso en el punto de mira a los servicios sociales y a la Policía del país asiático, que no respondió pese a recibir tres informes sobre sospechas de abusos en un lapso de apenas cinco meses.

Miles de personas han firmado peticiones online pidiendo una dura condena para Jang y hoy, a la salida de los juzgados, decenas de ciudadanos protestaban por el veredicto y reclamaban que se aplicara a Jang la pena de muerte.

Loading...


Acerca del Autor

elclarin

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad