Publicidad

Chamo de 16 confesó violación y homicidio

Después de herirla mortalmente con una tijera, el sospechoso procedió a meter el cadáver en un saco y abandonarlo en un garaje

El máximo jefe del Cicpc, Douglas Rico, informó que un adolescente de 16 años confesó haber violado y dado muerte a una niña, en Mérida.

 

La pequeña  Anubis Manantial Contreras Peña había desaparecido el lunes 6 de enero, el Día de los Reyes Magos.

 

Horas después el cadáver fue hallado en una casa vecina del barrio Pueblo Nuevo, sector La Cuesta. La niña fue atacada con una tijera.

 

Juan Carlos Contreras declaró que su hija estaba  jugando al frente de su residencia, en compañía de otros niños. Estos  se fueron a sus casas y Anubis se quedó sola con un adolescente de 16 años.

 

«Los familiares de la niña se percataron de su ausencia y salieron a buscarla. Se encontraron con el joven, quien mostró actitud sospechosa, y les  manifestó que la infante se había ido a la casa de una tía», explica el comisario Rico.

 

Posteriormente, en la sede de la policía científica y en presencia del representante legal del adolescente se procedió a entrevistarlo.

 

El joven de 16 años confesó que cuando  la niña se quedó sola en la vía, «la llevó a la fuerza hasta la residencia de su tía. Una vez en el interior de la habitación, la amordazó con un trapo, la abusó sexualmente y le causa múltiples lesiones en la región del cuello con una tijera, que le causaron la muerte».

 

Para deshacerse del cuerpo, «seguidamente, lo metió en un saco y lo colocó en el garaje de la residencia. Procedió a limpiar todas las evidencias del sitio de suceso que pudieran incriminarlo y así esperar el momento preciso para desaparecerla», afirmó el funcionario policial.

 

En el lugar del hecho se colectó como evidencia una tijera ensangrentada, dijo el jefe policial.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad