Publicidad

Fingió estar secuestrada

Las dos mujeres fueron aprehendidas por la simulación de un hecho punible.

Tras muchas llamadas de acoso y presión Marlene González decidió ir al Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), para denunciar el rapto de su hija.

Dalimar Puerta, de 22 años de edad, la habían raptado desde el 14 hasta el 27 de noviembre y los supuestos criminales pedían una suma millonaria por su liberación.

Se pudo conocer que en los funcionarios dieron con la persona que realizaba las llamadas. Resultó ser Gleidys Vielma, de 24 años, pareja sentimental de Dalimar. La joven no estaba secuestrada sino que se había mudado con su novia a una vivienda en Yaritagua y necesitaba dinero para mantenerse.

Loading...


Acerca del Autor

Ángel Medina

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad