Publicidad

Fue a recoger un cachicamo que habían atropellado y terminó muerto

Un hombre identificado como Luis Hernández Regalado, de 35 años de edad, resultó muerto tras recibir un disparo de escopeta en el pecho cuando este se disponía a recoger de las vía a un cachicamo que minutos antes había sido arrollado.

 

Cuando el hombre recogió al animal el propietario de una finca que se encontraba frente donde arrollaron al animal sacó una escopeta y le disparó pensando que se trataba de un robo.

 

El suceso ocurrió en el caserío Curito Arriba, jurisdicción del municipio Alberto Arevelo Torrealba, en el estado Barinas, en la noche de este sábado, el occiso venía en compañía de Jesús Tovar, un amigo que resultó herido; estos regresaban a sus casas luego de pasar la tarde en los toros coleados en Sabaneta.

 

Los hombres se desplazaban en una moto junto a otro cinco motorizados, iban en grupo de regreso a sus hogares, llegando a la finca, el primero de los motorizados atropelló al animal, pero este continuó su marcha junto a los demás. Hernández y Tovar venían rezagados del grupo, se pararon a recoger a el cachicamo y fue cuando el dueño de la finca, al frente de donde ocurrió el accidente, desenfundó su escopeta calibre 12 y les disparó.

 

El propietario afirmó que detonó su arma por miedo ya que es victima de robo constantemente, ya que en reiteradas ocasiones delincuentes se meten y matan y roban a su ganado, además de ser extorsionado.

 

Al escuchar el ruido del animal atropellado y el sonido de las motos pensó que estaba siendo abordados por delincuentes así que tomó su escopeta para defenderse.

 

Las autoridades policiales iniciaron las investigaciones de rigor para determinar las responsabilidades del caso.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad