Publicidad

Hombre ataca a su pareja usando un destornillador

Yeilin Rosario Montes de Oca Parra, de 24 años, logró sobrevivir a los ataques que le propició su expareja Kendry Paz, quien, ofuscado por la ira, le incrustó un destornillador en la cabeza, detrás de la oreja, un dedo de la mano izquierda y el antebrazo de la misma extremidad.

Los hechos, según la policía, ocurrieron la noche de este viernes 23 de octubre en la parroquia Encontrados del fronterizo municipio Catatumbo en el estado Zulia. Al parecer víctima y victimario solían discutir. Ella no quería seguir junto a él, cuentan vecinos sin saber el motivo preciso de la discusión aquélla noche.

Según reportes policiales, Yeilin fue atacada frente al comercial Keila, en la avenida Piar, la segunda avenida más amplia del poblado de Encontrados. Al parecer la víctima se hizo la muerta para evitar que su exesposo siguiera asestándole el implemento metálico.

El hombre, quizá bajo efectos de la bebida, al verla en el piso y sin reaccionar, pensó haber asesinado al que solía ser el amor de su vida y decidió encerrarse en un cuarto de las Residencias Parra, justo al lado de donde intentó consumar un feminicidio pasional.

Tras el ataque, Montes de Oca fue llevada -empapada en sangre- por familiares y vecinos hasta el hospital tipo I Roque Alvarado de esa población zuliana, donde los galenos la atendieron. Una médico reportó a los agentes de policía sobre las cuatro heridas producidas por el objeto punzo penetrante y que la dejaron malherida aunque estable.

Allí la propia Yeilin confirmó a las autoridades que el agresor había sido su esposo. En esa zona, lugareños refieren que la pareja habían cesado la relación, pero Kendry no aceptaba tal separación. Para el momento de la entrevista con los efectivos de seguridad la mujer sólo recordaba que Paz se dirigió a la habitación que le habían alquilado.

En Residencias Parra, sin embargo, la llegada de los agentes, la mañana de este sábado 24 de octubre, y día de fiesta regional por el natalicio de Rafael Urdaneta, la presencia de detectives y uniformados estremeció la cuadra donde ocurrieron los hechos, pues el atacante, habría manifestado a viva voz que se quitaría la vida. El victimario de Yeilin seguía en aquél cuartucho sin darle la cara a nadie.

Los oficiales, en la minuta, mencionan que luego de hacer un llamado y vociferar el nombre Kendry sin obtener respuestas, buscaron a la dueña de las habitaciones en alquiler y le pidieron abrir la habitación número 1, donde el atacante dormía cada noche por el pago de una renta mensual.

Cuando los oficiales abrieron la puerta localizaron a Paz colgando del cuello. Se ahorcó con un alambre que ató a la viga de la habitación. Su muerte fue por asfixia mecánica. Kendry Paz era mecánico en la población del Sur del Lago. Lo catalogaron como trabajador y una persona tranquila, dijeron dos vecinos de esa zona a El Pitazo. Lo que se sabe de Yeilin es que vendía lotería de los animalitos. Su condición de salud sigue siendo delicada.

Fuente: El Pitazo

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad