Publicidad

Mató con un puñal a mujer embarazada de su ex

Al no haber una descripción clara de la sospechosa los oficiales solicitaron los vídeos internos y externos de las cámaras de seguridad del edificio

Con siete meses de embarazo, Maira Lugo Olivares, de 27 años de edad, fue apuñalada en el cuello y en la espalda. La agresora ingresó y salió del apartamento sin problemas.

Se presume que la atacante guardaba las llaves del lugar donde había vivió por un tiempo. En estos momentos la policía la rastrea por Maracaibo.

Olivares era estudiante de Relaciones Industriales, se encontraba sola en su apartamento cuando fue sorprendida por Giorgia Castillo Rueda, de 31 años, expareja del dueño de la residencia y actual pareja de Maira Alejandra.

El incidente se registró en el edificio Tuy, en el sector La Lago, Maracaibo.

Los vecinos indicaron que se escucharon gritos y vidrios quebrarse, luego de eso la atacante salió apresurada del apartamento. En sus manos movía un pañuelo intentando limpiarse la sangre, minutos después la policía confirmó el asesinato de Olivares.

La occisa yacía boca abajo en el baño, a través de su vestimenta, se podían observar las cortadas del cuchillo. Castillo la apuñaló en el cuello y espalda.

Las versiones de los vecinos coinciden. Todos vieron llegar ayer a Castillo a las 08.30 de la mañana y no duró mas de 20 minutos en el apartamento.

Los vecinos aseguran que tenía llaves de todas las puertas luego comenzó la pelea. El llamado a emergencia se realizó a las 11:00 de la mañana a la Policía regional.

“Tenía llaves de todo. Ella cuadró todo, tenía que saber que estaría sola aquí”, expresaron los familiares de la víctima.

“Ella siempre la amenazó. Sabíamos que presentaba problemas de conducta violenta, pero jamás imaginamos que llegaría tan lejos. No creímos que fuese capaz de cometer una barbarie como esta”, comentaron los familiares de María Alejandra.

Giorgia, estudiante de Medicina, se había separado del comerciante, dueño de una juguetería y actual pareja de Olivares, desde hacía un tiempo.

Al no haber una descripción clara de la sospechosa los oficiales solicitaron los vídeos internos y externos de las cámaras de seguridad del edificio, así poder identificar a la agresora y el auto en el que se encontraba.

Vía: La Verdad

 

Loading...


Acerca del Autor

María Díaz

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad