Publicidad

Murió dama afectada por explosión en edificio de La Trigaleña

La mañana de este lunes falleció en un centro de salud privado Mayela del Mar Abinazar Carrero de 55 años, propietaria del apartamento del edificio Verona, donde se registró una explosión el pasado miércoles,  en la urbanización La Trigaleña de Valencia, producto de una acumulación de gas.

Vecinos del mismo edificio fueron quienes ayudaron a la dama a salir del inmueble, luego de registrarse la explosión, pues vivía sola. Aseguran que salió caminando y hablando, porque aparentemente las lesiones que había sufrido no eran profundas.

La llevaron a una clínica donde fue atendida de inmediato, pero su condición no era tan estable como aparentaba. Su cuñado Luis Enrique González comentó que presentó quemaduras en 70 por ciento de su cuerpo.

El pasado sábado entró en shock, y el domingo su estado era crítico, pero lograron sacarla. No obstantes este lunes falleció.

NO SINTIÓ OLOR A GAS

González refirió que como es de imaginar, toda la familia está muy triste por lo ocurrido, pues Mayela era una persona muy querida.

Según dijo, el edificio Verona no recibía gas desde el año pasado. Siete meses esperando el producto la motivó a cambiar el sistema de la cocina a eléctrico, pues no quería seguir pasando trabajo para elaborar sus alimentos.

Desafortunadamente quien realizó los trabajos, no se preocupó por poner un tapón en la tubería del gas, y cuando por fin se surtió del producto, la chispa generó la explosión que le causó la muerte a esta apreciada venezolana nacida en Maracaibo.

Luis Enrique González conversó con su cuñada cuando estaba menos afectada, y esta le refirió que nunca sintió el olor característico del gas en su apartamento. Por eso no tomó ninguna precaución al momento de prender la cocina.

“Ella me dijo que sintió un olor como a comida que venía de otro apartamento, pero nada parecido con el gas que todos conocemos”.

Subrayó que si es que al gas no le están poniendo este aditivo aromatizante, deberían volver a hacerlo para evitar más muertes.

TRABAJADORA

Mayela Abinazar Carrero trabajó en el diario El Carabobeño,  durante cuatro años, desde 1996 hasta el 2000. Comenzó como ejecutiva de ventas y su buen desempeño la llevó luego a ser coordinadora de ventas.

Era una persona alegre y extrovertida por lo que se le facilitaba hacer amistades. Cuando decidió retirarse de El Carabobeño lo hizo para tener su propio negocio como aliada comercial de la empresa Movilnet. Alquiló un local en el centro comercial Omnicentro, y luego se fue a otro sitio.

Por la situación del país, sus tres hijas Adriana Lissete y Viviana Lissete González Abinazar, y Mónica De Nobrega Abinazar, tuvieron que emigrar a otras naciones, por lo que vivía sola.

Fuente: El Carabobeño

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad