Publicidad

Policía iba a comprar un vehículo y terminó muerto en Magdaleno

En horas de la tarde de este miércoles se volvió a repetir un modus operandi que ya se conoce, pero que increíblemente oficiales de seguridad de siguen cayendo. Un funcionario de la Policía Municipal de San Diego fue asesinado en el barrio Las Brisas de Magdaleno, municipio Ezequiel Zamora del estado Aragua, cuando se disponía a realizar una supuesta compra de un vehículo en la zona.

 

El oficial que quedó identificado como Rafael Gil Rodríguez, había contactado al vendedor por las redes sociales para hacer la compra, luego de pactar el lugar se acercó junto a dos personas identificados como Jhon Jairo Arias, quien también es oficial de la policía y de otro sujeto identificado como Darwin Castillo.

 

Las victimas se desplazaban en una camioneta marca Toyota, modelo Meru, color gris oscuro, placas AA574NA, cuando llegaron al lugar de encuentro, fueron interceptados por unos delincuentes fuertemente armados, como pudieron los dos oficiales intentaron hacerle frente a los maleantes y se generó un intercambio de disparos; no obstante, estos eran superados en números y tuvieron que retirarse.

 

El vehículo donde se trasladaban recibió más de 25 proyectiles, originando la muerte del uniformado que se encontraba en el lado del copiloto, y una persecución hasta la entrada de Magdaleno. Asimismo, los aparentes antisociales se dieron a la fuga. El otro oficial resultó herido en el brazo, mientras que el tercer sujeto salió ileso de la balacera.

 

Como pudieron llegaron hasta una alcabala de la Policía Nacional Bolivariana en el municipio Zamora, estos de inmediato llamaron a los distintos organismos de seguridad de la entidad. Al lugar se acercaron comisiones de la Policía Municipal de San Diego (estado Carabobo), Zamora; Policía Bolivariana de Aragua (PBA), Policía Nacional Bolivariana (PNB), Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), Base de Homicidios de Villa de Cura y Maracay del Cicpc.

 

Extraoficialmente se maneja que la suma pactada por el comprador y los delincuentes para la compra del vehiculo era alrededor de 13,000 dólares. De igual manera se conoció que tres azotes identificados como  «el Juancho”,  «el Winder” y “El Cesita” sería lo que están detrás del asesinato del oficial.

 

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad