Publicidad

Terror en el Benítez por presunta granada

Alias El Ruby, homicida abatido en Maletero, causa terror después de muerto, al encontrarse un artefacto en su ropa interior, que parecía ser una granada. Resulto tratarse de una bomba lacrimógena

A pocas horas del suceso acaecido en el sector Maletero de Ribas, donde cayó abatido el delincuente conocido como alias El Ruby, se supo que la noche del sábado, tras el ingreso de este maleante herido, al Hospital José María Benítez, se generó una situación de alerta,  que causó terror en las instalaciones del nosocomio. Y es que en la ropa interior de este sujeto, se halló un artefacto, que parecía ser una granada.

 

El relato, que parece sacado de una tragicomedia, llegó a esta redacción a través de familiares de algunos testigos, que por obvias razones, pidieron el resguardo de su identidad, personas que contaron como “el malandro llegó malherido, escoltado por decenas de policías, que lo dejaron en manos de los médicos en estado de gravedad”.

 

“A los minutos este muchacho falleció, y es cuando en sus interiores, los médicos consiguen, lo que todos pensaban era una granada fragmentaria”, prosiguieron los declarantes (…) es entonces cuando se genera el alerta entre galenos, enfermeras, pacientes y familiares, que corrieron en todas las direcciones totalmente aterrorizados”.

 

Afortunadamente se trataba de una bomba lacrimógena, que el hoy occiso escondía al momento de ser sorprendido por efectivos de la Policía de Aragua, sin embargo queda la reflexión entre los protagonistas de este episodio, que hasta hoy se preguntaban: ¿qué hubiera pasado si en realidad hubiera sido un artefacto explosivo?. En función de esto,  pidieron a las autoridades que “revisen muy bien a estas personas, aun en casos extremos como este”.

 

Trascendió que el lugar se llenó de funcionarios policiales, tanto de la PBA, como del Cicpc, fueron ellos los que calmaron a la gente, tras corroborar que el artefacto no revestía mayor peligro, y colectarlo como parte de las evidencias de interés criminalístico. Cabe destacar que al hoy difunto, señalado de matar a los dos militares en Ciudad Socialista, también se le incautó una escopeta morocha, marca Jajp Fluss Stahl, calibre 12.

 

 

Loading...


Acerca del Autor

Simón Jesús López

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad