Publicidad

Venezolana fue asesinada y arrojada en una alcantarilla en Colombia

Por celos asesinaron y arrojaron a una alcantarilla a una joven venezolana de 21 años de edad, que vivía en Bogotá, Colombia.

Hace aproximadamente un año, Rubén Darío Guzmán, un reciclador de Engativá, conoció a la víctima del suceso, Lizbeth Araque Maldonado, que vendía café en el barrio de esa localidad y tenía una hija de 1 año que siempre la acompañaba, reseña el diario colombiano El Tiempo.

Según comentó Darío Guzmán, el hombre coincidió con ella un par de veces en sus recorridos por las calles de esa zona y entablaron una amistad, para luego establecer una relación sentimental.

Él contrató a la venezolana los lunes, martes y jueves para que lo ayudara a clasificar el material de reciclaje y le pagaba entre 30.000 y 40.000 pesos. También, en ocasiones, le permitía que se llevara algunas cosas que podría usar en su casa. No obstante, todo esto cambió el 18 de agosto.

Días antes, Darío Guzmán había ido por primera vez a la casa de la venezolana, ubicada en Suba La Toscana, a llevarle un comedor que le iba a regalar. Allí se dio cuenta de que ella no era soltera, que estaba casada y se fue del lugar sin decir nada.

El martes 18 de agosto, la mujer y su hija volvieron a donde Rubén. Él le reclamó porque no le había comentado nada de su esposo, y ella le respondió que si no estaba de acuerdo, con gusto se iba.

Así fue revelado por el propio homicida, quien, en audiencia ante un juez de control de garantías, reconoció que tras la respuesta de la mujer su reacción fue dispararle con un arma de fuego. Y luego desapareció el cuerpo.

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad