Publicidad

Vinotinto femenina denuncia abuso sexual, estupro y acoso por parte del DT Kenneth Zseremeta

Una de las jugadoras fue víctima de abuso sexual desde los 14 años de edad. Las jugadoras destacan que los abusos más “comunes” eran “físicos y psicológicos” en los entrenamientos 

La selección femenina de la Vinotinto emitió un comunicado este martes, 5 de octubre, en el que denuncia abuso sexual, estupro y acoso sexual por parte del entrenador Kenneth Zseremeta entre 2013 y 2017. 

«Nosotras, las jugadoras de la selección de Venezuela de diferentes procesos, hemos decidido romper el silencio para evitar que las situaciones de abuso y acoso físico, psicológico y sexual ocasionados por el entrenador Kenneth Zseremeta tomen más víctimas en el fútbol femenino y en el mundo», señala el documento compartido por Deyna Castellanos, en su Twitter.

Abusos contra la selección femenina de la Vinotinto

Las jugadoras explican en el texto que entre 2013 y 2017 se produjeron numerosos incidentes alrededor de Zseremeta, que incluyeron abuso físico y psicológico durante los entrenamientos. 

«Muchas de nosotras seguimos con traumas y heridas mentales que nos acompañan en nuestro día a día», expresan. 

Y añaden: «Aunque suene a locura, para nosotras era normal que nuestro entrenador opinara, comentara y nos preguntara sobre nuestra sexualidad e intimidad, aun siendo menores de edad». 

Denuncian que muchas de las situaciones irregulares eran apoyadas por miembros del cuerpo técnico. 

«Hoy entendemos que estas acciones tenían el fin de manipularnos y hacernos sentir culpables. Las jugadoras de la comunidad LGBTI eran constantemente cuestionadas por su orientación sexual y el acoso a las jugadoras heterosexuales era constante», indica el comunicado. 

Agrega que existieron amenazas y manipulaciones con revelar a los padres de las jugadoras sobre la orientación sexual si no tenían disciplina o su rendimiento era inferior al esperado. 

«Las insinuaciones sexuales eran temas del día a día, al igual que los comentarios hacia el atractivo físico de muchas de nuestras jugadoras», indica. 

Abuso sexual

En el comunicado, la selección se refiere a una compañera agredida sexualmente desde los 14 años de edad, sobre quien indican lo siguiente: 

«El año pasado una de nuestras compañeras nos confesó que había sido abusada sexualmente desde los 14 años (desde 2014) por el entrenador Zseremeta. Este abuso duró hasta que fue despedido. Su cómplice en todo esto es Williams Pino». 

Añade: «Nuestra compañera hoy está en un mejor lugar mental y físicamente, a pesar de todo el trauma que causó esta persona en su vida. Ella buscó la ayuda necesaria para poder seguir haciendo su vida de la mejor manera, siendo sobreviviente a un monstruo que no solamente abusaba de ella a nivel sexual. Emocionalmente vivía en un constante asedio en el que ella prefería no ser convocada más y Zseremeta visitaba la casa de sus padres para manipularlos aprovechándose de las necesidades económicas de ella y de su familia. El estar en la Selección la convertía en el sustento de su casa en muchas ocasiones. Esto duró muchos años». 

Acota que aunque se han buscado mecanismos para emprender una demanda legal por estas violaciones, se ha hecho cuesta arriba. Razón por la cual decidieron omitir el nombre de la jugadora agraviada para proteger su privacidad. 

Y agrega que a raíz de esa confesión, otras jugadoras han expresado diversas experiencias de acoso, sobornos, entre otras irregularidades. 

Despido

En el documento también se menciona que dicho entrenador ejercía una influencia autoritaria sobre gran parte de las jugadoras. 

«Estamos conscientes de que un grupo de jugadoras lo apoyó al momento de su despido. Ellas estaban bajo su manipulación para seguir generando problemas alrededor de su despido. Hoy en día la mayoría de esas jugadoras no tiene relación con el ex entrenador», aclara. 

¿Por qué nos tardamos tanto en denunciar?

Las jugadoras se dirigieron a quienes puedan cuestionar por qué se demoraron en denunciar las irregularidades. 

«No ha sido fácil para nosotras este proceso, pero actualmente hemos entendido que como víctimas de abuso es importante alzar la voz, por defender el honor de nuestra compañera y para que una persona así jamás tenga el poder de hacerle daño a otra niña o mujer», responden. 

«Les pedimos respetar nuestra privacidad. No haremos más comentarios al respecto de este tema. Saber que la mayoría de nosotras estuvo desde los 13-14 años pensando que un manipulador era la persona que nos quería

 

ayudar en nuestras carreras ha sido un golpe muy fuerte», culminaron.

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad