Publicidad

El nuevo miembro de HTC: A9

Inspirado en Apple, este nuevo smartphone tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 617, RAM de 2 GB

Como suele suceder en estas ocasiones, los rumores se han adelantado a la realidad. Y mucho se había hablado durante las últimas semanas sobre la presentación de una nueva gama de terminales de la firma taiwanesa HTC. Al principio se creía que el nuevo ONE A9 tendría su hueco en lo más alto de la gama. Y en cierto modo es así, aunque parece que, en esta ocasión, HTC pretende tener presencia entre los terminales de gama media con muy altas prestaciones. En palabras de Antonio Muñoz Tallón, director de producto de HTC en España, es «un complemento para la gama M (M7, M8 y M9)», que son los de mayores prestaciones de la firma.

Presentado en varios continentes al mismo tiempo, lo que parece claro es que la firma quiere ir a por todas. El nuevo terminal monta un procesador Qualcomm Snapdragon 617, un chip recién salido del horno y especialmente pensado para esta clase de dispositivos. El procesador se apoya en una memoria RAM de 2 GB y llega con una memoria interna de 16 GB. Eso sí, ampliable con tarjetas Micro SD hasta los 2 TB.

De diseño elegante y redondeado en sus bordes, el ONE A 9 tiene un aspecto inmejorable. De hecho, la firma se ha centrado en el diseño y los acabados. Está enteramente construido en metal y cristal. El metal lleva un doble tratamiento con arena a presión para conseguir el pulido y el tacto deseado. Los bordes son de metal pulido.

En cuanto a la pantalla, estamos ante un panel Amoled de 5 pulgadas Full HD protegido por Gorilla Glass 4. Y es que HTC no se ha decidido aún a dar el paso a resoluciones mayores. Quizá la razón sea la de optimizar el consumo, ya que la batería se queda en los 2.150 mA, supeditada, como el resto de los componentes, a un diseño extra fino (de apenas 7 mm. de grosor) y un aspecto elegante y con bordes redondeados que nos recuerda inevitablemente al iPhone 6.

La cámara principal incorpora un sensor de 13 megapíxeles y estabilizador óptico de imagen. La lente está protegida por un cristal de zafiro. La delantera, de 4 ultrapíxeles, mantiene la tecnología de píxeles más grandes y capaces de absorber más luz, usada por la firma asiática en sus primeros «smartphones» de la serie ONE.

HTC ha querido simplificar el manejo de la cámara hasta lo mínimo, equipándola con un «software» muy potente que lo hace todo de forma automática. Por supuesto, se puede activar el modo Pro, en el que el usuario puede elegir y modificar todos los parámetros. El terminal puede guardar las imágenes en RAW, e integra posibilidades como el Hiperlapse, que condensa vídeos muy largos, acelerándolos y estabilizándolos. Se puede hacer con cualquier vídeo grabado o bien después, activando la opción antes de grabar.

La herramienta Zoe, presente en otros modelos y que monta vídeos automáticamente a partir de las fotos de la galería, se combina perfectamente con la función Hiperlapse, con resultados realmente originales y divertidos.

El sonido, proporcionado por Boom Sound, es inmejorable, igual que en modelos anteriores. El terminal cuenta con dos altavoces estéreo situados en la parte inferior. El sistema HiRes Audio procesa el audio en 24 bits en toda la cadena de audio, gracias a lo cual se puede reproducir contenido de calidad directamente en el terminal.

Por lo que respecta al «software», el nuevo HTC A9 es el primer terminal que incluye Android 6.0 Marshmallow, la nueva versión del sistema operativo de Google. HTC está trabajando con Google para ofrecer lo mejor de Google y lo mejor de la capa de software HTC Sense.

El terminal cuenta con un lector de huellas dactilares y estará disponible en cuatro colores diferentes a partir del 1 de diciembre. El precio oficial se establecerá durante las próximas semanas, pero rondará los 600 euros en Europa.

Loading...


Acerca del Autor

Jensy Mier y Terán

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad