Publicidad

La auténtica realidad del botón para cerrar la puerta de los ascensores

Sin embargo, tal y como afirma la directora ejecutiva del grupo National Elevator Industry Inc Karen Wilbur Penafiel en una entrevista concedida a The New York Times, este botón lleva obsoleto desde inicios de los años 90

Muchas son las personas que no tienen la paciencia necesaria como para esperar unos segundos hasta que las puertas del ascensor se cierren. Con el objetivo de acelerar este proceso se creó el botón de cerrar la puerta.

Sin embargo, tal y como afirma la directora ejecutiva del grupo National Elevator Industry Inc Karen Wilbur Penafiel en una entrevista concedida a The New York Times, este botón lleva obsoleto desde inicios de los años 90.

Ayuda a mantener la calma

¿Para qué se utiliza entonces este botón? Pese a que no va a cerrar las puertas más rápido, este botón ayuda a todas aquellas personas que no tengan la paciencia necesaria como para aguantar unos segundos, a mantener la calma y sentir el control de la situación.

La ley requiere que las puertas del ascensor se mantengan abiertas el tiempo suficiente como para que cualquier persona que utilice un bastón, muletas o silla de ruedas pueda acceder sin problemas. Por lo tanto, el botón que anteriormente sí que cerraba las puertas cuando se le requería, ha dejado de funcionar.

No obstante, los botones para cerrar las puertas de los modelos anteriores a los años 90, sí que podrían cerrar la puerta tras tocar el botón.

Otros botones sin utilidad

Se estima que la vida útil de un ascensor es de 25 años por lo que, todos aquellos que no hayan renovado su ascensor, seguirán pudiendo cerrar las puertas de forma manual, algo que hoy en día tan solo pueden hacer los bomberos y los operarios mediante las llaves para abrir y cerrar las puertas.

Entre el resto de botones que realmente no tienen ninguna utilidad también se pueden encontrar el botón para pedir paso en los pasos de peatones e incluso el del termostato de las empresas, tal y como afirma The New York Times.

En definitiva, varios son los botones con los que estamos en contacto cada día pero que, sin embargo, tan solo funcionan como un efecto placebo capaz de mantenernos en calma.

Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad