Publicidad

Mucho ojo: ɢoogle.com no es Google.com

El descubrimiento de este hecho tan curioso se debe a la página The Next Web. Los responsables de tráfico de dicha web descubrieron hace unas semanas un sitio que parecía de spam que en un primer momento procedía de una web de Google. Pero tras observar la dirección, descubrieron que se trataba de una estafa

A primera vista, ɢoogle.com y Google.com parecen direcciones prácticamente iguales. Su primera letra parece la misma, ya que ni siquiera es una ‘g’ minúscula al uso, sino una G mayúscula un poco más pequeña. La compañía del buscador siempre se refiere a sí misma como Google, con la primera G siempre escrita así. Pero hay que tener mucho cuidado. Porque la primera dirección es un fraude, y solo la segunda es legítima.

El descubrimiento de este hecho tan curioso se debe a la página The Next Web. Los responsables de tráfico de dicha web descubrieron hace unas semanas un sitio que parecía de spam que en un primer momento procedía de una web de Google. Pero tras observar la dirección, descubrieron que se trataba de una estafa.

En concreto la curiosa ɢ que se ve en la URL no es una g normal. Se trata del carácter Unicode 0262, puesto con toda la intención para confundir a los usuarios. Si alguien pincha sobre el enlace, su navegador no va a abrir una página de ɢoogle.com sino que lo va a hacer de una web llamada xn--oogle-wmc.com que rápidamente va a redirigir a una larguísima dirección en la que muy posiblemente ocurran cosas desagradables para el ordenador de quienes la visiten, por lo que no es recomendable su acceso.

Para denunciar la estafa, The Next Web ha publicado una imagen en la que se puede leer la url del timo. De este modo, nadie puede picar en ella.

Este tipo de prácticas se conoce como phising. Este tipo de práctica consiste en suplantar la identidad de una empresa o de un proveedor de servicios en Internet para engañar a sus usuarios y que introduzcan en ella datos personales. Por ejemplo, las víctimas pueden creer que están en la web de sus bancos y terminan introduciendo su DNI y su clave personal sin ser conscientes de que se la están dando a un delincuente que recogerá esta información y hará con ella lo que más le convenga.

En el caso de ɢoogle.com lo que hay detrás es una página de propaganda de Donald Trump y aparentemente no recoge ningún dato sensible. Pero quién sabe: mejor no entrar.

Según advierte la página web Analytics Edge , los delincuentes que están detrás del phising cada vez utilizan más el truco de cambiar una letra o un caracter para engañar a los usuarios. Así que conviene prestar mucha atención a la barra de direcciones del navegador: allí podremos descubrir si nos están engañando o no.

Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad