Publicidad

Xiaomi, cinco años de revolución e innovación

La firma china, el tercer fabricante más importante del mundo, celebra su aniversario con nuevos dispositivos.

Parece que fue ayer, pero cinco años después de que la conocida como «Apple china» haya conquistado su país de origen, Xiaomi plantea su expansión internacional. Considerada aún como «startup», la compañía tecnológica ya ha rivalizado con gigantes del sector que hacen gala de la veteranía y de números envidiables.

Pero la firma de los ojos rasgados quiere hacer su revolución. Ha logrado ser el mayor vendedor de China en 2014 y ya se sitúa como el cuarto a nivel mundial. Que se dice pronto. Solo el pasado año, vendió 61.2 millones de dispositivos móviles el año pasado, un 227% más que lo que logró vender un año antes.

La compañía china, que este mes celebra cinco años de vida y pese a su corta historia es ya la tercera mayor fabricante de móviles del mundo, ha aprovechado la coyuntura para presentar su primera báscula inteligente, llamada «Mi Smart Scale» y que puede usarse en combinación con los teléfonos y tabletas de la firma.

El presidente y fundador de la empresa, Lei Jun, presentó ésta y otras dos novedades de la marca (versiones de la televisión inteligente MiSmart TV y del tabléfono MiNote) a falta de escasos días para que el 6 de abril se celebre el quinto aniversario de la firma, una fecha en la que también se esperan grandes anuncios. Otra novedad ha sido el «smartphone» Redmi 2A, muy enfocado a un público joven y que cuenta con un diseño estándar pero con carcasas de colores llamativos. La pantalla tiene un tamaño de 4.7 pulgadas con tecnología IPS LCD y una resolución de 1.280 x 720 píxeles. Sin tener unas prestaciones que superan a los actuales gama alta, a su favor está el precio: 75 euros.

La báscula confirma los planes de Xiaomi de darse a conocer no sólo como fabricante de móviles y tabletas, adentrándose en el mercado de los electrodomésticos también con televisores, medidores de pulsaciones o purificadores de aire. La báscula, de diseño minimalista y capaz de precisar hasta los gramos de peso de un usuario, puede enviar datos a la aplicación para móviles compatibles con Android e iOS, pensada para controlar los cambios en la masa corporal de una persona. La báscula se venderá en China al precio de 99 yuanes (unos 15 euros o dólares).

Xiaomi vendió 61 millones de smartphones el pasado año y planea alcanzar los 100 millones en 2015, ejercicio en el que espera dar el gran salto a mercados como Europa o EE.UU., después de un primer lustro centrado especialmente en China.

Sin invertir prácticamente nada en publicidad, Xiaomi ha conseguido posicionarse. Se le conoce como el «Apple chino» porque ha tratado de imitar la estrategia de marketing de los de Cupertino. Sus instalaciones albergan a más 2.400 empleados. Lanzó al mercado su primer «smartphone» en 2011 y, poco a poco, ha ganado gran cuota de mercado en China.

De hecho, su director ejecutivo y presidente Lei Jun es conocido como el «Steve Jobs chino» porque en las presentaciones de sus productos lleva vaqueros, zapatillas y suéter negro o camisetas oscuras, así como también imita la forma de presentar los dispositivos del malogrado fundador de Apple. Otra de las claves del éxito ha sido contar con Hugo Barra, pilar de Android, que ha sabido entender el nuevo entorno de la movilidad.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Jensy Mier y Terán

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad