Publicidad

Pollo con nata, champiñones y tocineta

Les recomendamos combinar este exquisito pollo con un arroz blanco o una ensalada de espárragos y manzana

Ingredientes:

8 Unidades de Muslos de pollo
200 Mililitros de Crema de leche
1 Pizca de Perejil
3 Unidades de Cebolla blanca
150 Gramos de tocineta de pavo o cerdo
300 Gramos de Champiñones tajados
1 Pizca de Pasta de Ajo
1 Pizca de Pimienta negra
1 Pizca de Sal
1 Copa de Vino blanco

Preparación:

Lleva una sartén a fuego medio y una vez caliente agrega un poco de aceite de girasol. Luego añade los muslos de pollo, previamente salpimentados al gusto, para sellar las piezas de antes de terminar la cocción en el horno.

Lleva los muslos de pollo ya sellados a una refractaria, si deseas puedes retirar la piel del pollo. Luego cocina en el horno a 180 grados centígrados durante 30 minutos aproximadamente.

Utiliza la misma sartén para sofreír la cebolla blanca cortada en cuadros pequeños, aprovechando el sabor del pollo. Muchas personas creen que eso que se pega a los sartenes es suciedad cuando no se dan cuenta que están desperdiciando una excelente base de la receta.

Una vez observes que la cebolla obtiene un color transparente agrega la tocineta cortada en tiras junto con un poco de sal y pimienta al gusto.

Una vez salteados estos ingredientes básicos para la elaboración de nuestro pollo con bacon, retíralos y resérvalos en un bol.

Agrega una cucharada de mantequilla y en la misma sartén donde sofreímos la cebolla y tocineta agrega los champiñones tajados, pues lo ideal es aprovechar todos esos sabores que quedan adheridos en la sartén. Sofrielos con un poco de pasta de ajo, sal y pimienta.

Lo ideal es que nuestros champiñones obtengan color para ya proceder a terminar la salsa. Es importante que no se pasen de término ya que toman un sabor amargo.

Añade la copa de vino blanco en la misma sartén junto con el perejil finamente picado. El vino absorberá todos los sabores previos dando como resultado una salsa exquisita.

Adiciona la cebolla y el bacon que previamente habíamos salteado y mezcla bien con los champiñones.

Por último agrega la crema de leche y baja el fuego un poco para que no se vaya a cortar la salsa y tampoco a secar. Apaga el fuego de nuestra salsa de champiñones y ya estamos listos para servir.

Sirve nuestros muslos de pollo añadiendo encima un poco de la salsa de champiñones y decora el plato con un poco de perejil fresco encima.

Loading...


Acerca del Autor

Mirley Navas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad