Publicidad

Como camellos viven en La Victoria

Habitantes del municipio Ribas, y en especial los que habitan en la zona norte, viven como camellos hace unos tres meses, ya que en ese lapso, no ven el agua potable por las tuberías, solo subsisten recogiendo el vital líquido, en llenaderos improvisados donde deben hacer largas colas.

 

Así lo corroboró Tibisay Heredia, quien habita en la calle Carlos Blank, esta dama señala que Hidrocentro ha hecho caso omiso de sus peticiones, y ya ni la cisterna manda para solventar esta grave situación, relató que “el lunes fue una comisión ala Hidrológica, y salieron con excusas como siempre”.

 

Iván Perdomo aseveró que “en vez  de Hidrocentro debería llamarse Hidrocuento, ya que ahora lo que nos pidieron fue una carta para colocarnos en su programación de cisternas, cómo nos van a salir con eso después de 90 días, cuando ellos saben que en la comunidad  sufren al menos 100 personas, solo en la calle Carlos Blank”.

 

Al clamor se sumaron Narciso Mejías y Alberto Romero, quienes aseguran que situaciones similares se viven en barrio La Cruz, callejón Petit y calle Sucre, en estas zonas deben lidiar con esta falla, pero además tienen la bomba dañada, las bolsas CLAP no llegan hace cinco meses y el aseo urbano brilla por su ausencia.

 

El llamado fue a las autoridades competentes, para que “al menos manden cisternas mientras reparan la avería”, señalaron que “igual le haremos la carta que pidió Hidrocentro, aunque nos parece una burla sabiendo que conocen la situación hace mucho tiempo”.

Loading...


Acerca del Autor

Simón Jesús López

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad