Publicidad

El Rubén Darío sigue siendo insignia de la educación primaria en La Victoria

El Rubén Darío cumple 65

Fue construido en el marco de la política del Cemento Armado, diseñada por el general Marcos Pérez Jiménez

 

Por Simón Henrique López.– El pasado mes de septiembre, con el inicio de un nuevo año escolar la Escuela Básica Nacional Rubén Darío de La Victoria cumplió 65 años formando generaciones de victorianos.

 

Esta institución, insignia de la educación primaria de la ciudad de la juventud fue creada en 1954 con el nombre de Grupo Escolar Rubén Darío durante la presidencia de Marcos Pérez Jiménez.

 

Su construcción formó parte de la llamada Política del Cemento Armado enmarcado en el proyecto conocido como Nuevo Ideal Nacional desarrollado por el gobierno de turno.

 

Además de ser el instituto de educación primaria emblema de la ciudad, e incluso del entonces Distrito Ricaurte, contaba con la mejor planta física escolar del interior del estado, sólo comparable con su contemporáneo Liceo Agustín Codazzi de Maracay.

 

Ubicada en todo el centro urbano de La Victoria su área física abarcaba toda una manzana de construcción y áreas verdes limitada por el norte con la calle Francisco Petit (hoy Juan Vicente Bolívar y Ponte), por el sur (su frente) por la calle José Antonio Páez, por el este con la calle Dr. Vicentelli y por el oeste con la calle Ramón García de Sena. Igualmente contaba con modernas instalaciones
para educación física, laboratorios y, lo que siempre fue su orgullo, el más importante auditorio de la ciudad donde a lo largo de más de 50 años se presentaron importantes espectáculos entre los que cabe destacar el montaje de la obra Sr. Presidente, de Miguel Ángel Asturias, por el grupo venezolano
Rajatablas, dirigida por el hoy fallecido Carlos Giménez. Asimismo el famoso Auditorio del Rubén Darío, sirvió por varios años de sede al tradicional Baile del 12, evento social que desde tiempos inmemoriales se realizó en el marco de las celebraciones de los aniversarios de la Batalla de La Victoria del 12 de Febrero de 1814.

 

Las instalaciones de este importante grupo escolar diurno eran compartidas con las instrucciones para adultos en el instituto nocturno del mismo nombre. A comienzo de la década de los 70’s fueron construidas en los espacios del Grupo Escolar las instalaciones de lo que debería haber sido la Escuela Artesanal Urbana, pero los cambios educativos de la época que incluyeron la eliminación de las escuela técnicas industriales, conjuntamente con el crecimiento acelerado de la población estudiantil del Liceo José Félix Ribas, único instituto de educación media público de La Victoria, hizo que los planes cambiaran y en septiembre del año 1972 se iniciaron, en los espacios de la proyectada Artesanal, las labores del primer Ciclo Básico Común que se creara en La Victoria, el C.B.C. Ramón García de Sena que posteriormente es mudado a la urbanización Las Mercedes para dejar espacios a la ya restituida Escuela Técnica Industrial.

 

Así comienza el desmembramiento del área originaral del Rubén Darío que sigue con la asignación de toda el área sur este a la Escuela Artesanal Urbana (hoy U.E.N. Pablo Freire) y la construcción en el área noroeste de la Unidad Educativa Estadal 12 de Febrero, espacios que esta comparte con la Unidad Educativa Nacional Antonio Ricaurte.

 

El Bachiller Orta
“Chapita”

En 65 años de historia ha sido mucho el personal que ha laborado en el Rubén Darío, pero la historia local ha inmortalizado el período cuando fue dirigido por el Profesor Silvio Orta, conocido por todos como “El Bachiller Orta” y apodado con el remoquete de “Chapita” (por su severidad los muchacho de entonces lo comparaban con el dictador dominicano Rafael Leonidas Trujillo a quien también llamaban por ese apodo) que convirtió esos espacios, por una parte en centro de la actividad cultural de la ciudad y por la otra, las áreas verdes eran una hermoso jardín que el propio Orta convirtió en toda una pajarera natural y abierta.

 

Hoy en día en los espacios del otrora Grupo Escolar Rubén Darío conviven diferentes institutos educativos, como la UEN 12 de Febrero, el liceo Antonio Ricaurte, la UEN Pablo Freire, la ETIR, el liceo nocturno Alí Primera y es sede de varios núcleos de las misiones Robinson, Ribas y Sucre.

 

En materia de nomenclatura burocrática legal, “El Rubén Darío” como sigue conocido popularmente ha sido Grupo Escolar, Escuela Básica y actualmente Unidad Educativa Nacional.

 

El Epónimo

El nombre de esta institución se debe a Félix Rubén García Sarmiento, mejor conocido como Rubén Darío, destacado poeta nicaragüense, «príncipe de la letras»; castellanas y conocido como el padre del Modernismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad