Publicidad

En «Terapia Intensiva» ambulatorio Negra Hipólita de La Victoria

Los médicos y enfermeras solo trabajan por ética, ya que se sientan a recetar en consultorios que de un momento a otro le pueden caer encima

Pacientes del ambulatorio Negra Hipólita, ubicado en el sector La Otra Banda del municipio José Félix Ribas, hicieron un llamado a las autoridades competentes, “para que le metan la mano a este centro que se está cayendo a pedazos”. Afirman que el edificio tiene fallas graves de infraestructura, y allí funcionan dos ambulatorios y consultorio de Barrio Adentro.

 

Vecinos aseguran que las paredes presentan filtraciones, al igual que los techos de este recinto de salud, dijeron que “los médicos y enfermeras trabajan con las uñas, pues los insumos llegan de vez en cuando y en muy pocas cantidades”. Señalan que “ya estos profesionales solo trabajan por ética, ya que se sientan a recetar en consultorios que de un momento a otro le pueden caer encima”.

 

“En muchas ocasiones no hay ni un yelco y el paciente tiene que comprar absolutamente todo”, dijo una vecina de nombre Karina Fernández, agregó que “no nos podemos quejar de la atención que es muy buena, pero por más que quieren no cuentan con los elementos para atender los miles de casos que llegan a diario”. Dijo que “es hora que Corposalud se llegue a este ambulatorio, donde los servicios básicos también son de pésima calidad”.

 

Fernández relató que en el Negra Hipólita no cuentan con medicamentos para pacientes que sufren enfermedades crónicas, ni tampoco antibióticos para muchos usuarios que los requieren, por si fuera poco “también los choros lo tienen a monte y se han llevado nebulizadores, tensiómetros, lámparas, enchufes, baldosas y hasta la grifería de los baños”. Aseveró que “de paso el ambulatorio de El Cementerio se mudó para acá por los constantes hurtos y resulta que en La Otra Banda es la misma historia”.

 

Lo cierto es que los vecinos de la zona sur ya no cuentan con ningún centro bien dotado, ya que se han ido deteriorando entre la crisis y los ataques del hampa, una situación que preocupa enormemente a la población, toda vez que ir a una clínica es absolutamente impensable. Esto sin contar que también el Hospital Benítez se encuentra en precarias condiciones y los pacientes deben comprar hasta las inyectadoras.

 

Loading...


Acerca del Autor

Simón Jesús López

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad