Publicidad

La Batalla de La Victoria

Hace 198 años que ocurrió la Batalla de la Victoria. Sin embargo, continúa en la memoria del estado Aragua y del país. El logro obtenido en esa fecha evitó que los realistas cortaran las comunicaciones entre Caracas y Valencia; pero también demostró la gallardía de los jóvenes venezolanos

 

¿Cómo empezó?

Para el inicio del año 1814, las tropas realistas al mando de José Tomás Boves, avanzaban en persecución del Ejército Patriota que se encontraba desplegándose hacia Caracas. Ante esta situación, las altas autoridades de la República decidieron detener el despliegue español, con la finalidad de ganar tiempo para poder reorganizar sus fuerzas y dan instrucciones al general José Félix Ribas para que levante un plan de batalla en la población de La Victoria.

Apenas José Félix recibió, de Bolívar, las terribles noticias del avance de José Tomás Boves sobre La Victoria, comprendió que únicamente deteniéndolo se podría obtener tiempo para preparar la evacuación de Caracas.

La situación de las filas patriotas era desesperanzadora para los primeros días de febrero: se habían agotado las tropas de refuerzo y la posibilidad de obtener nuevos apoyos se había desvanecido. Quedaban en Caracas unos pocos soldados veteranos, muchos de ellos enfermos, heridos y viejos.

Ante esta situación, Ribas procede al reclutamiento de unos mil estudiantes y seminaristas, entre los que destacan 85 estudiantes del Seminario de Santa Rosa de Lima y la Universidad de Caracas, aunque también se unieron estudiantes de otros poblados vecinos.  Los jóvenes salieron apresurados pero en orden, caminaron desde donde está hoy la Alcaldía de Caracas hacia los poblados de Las Adjuntas y de San Pedro, que era la vía que conducía a la ciudad de La Victoria.

Mas adelante, en la población los Altos de las Cocuizas, a medio camino, fue el sitio en donde muchos de los muchachos pudieron por primera vez tomar en sus manos un fusil y aprender a dispararlo. En ese mismo lugar, oyeron al general Ribas pedirles la vida por la patria y sellaron el pacto de la juventud venezolana con el proceso de la Emancipación.

 

La Batalla

La batalla comenzó el 12 de febrero muy temprano en la mañana. Morales, liderando el ejército realista, ataca con 2.500 hombres de caballería, 900 de infantería y algunos cañones; mientras que Ribas dispone de unos 1.500 hombres en total y 5 piezas de artillería.

En las horas de combate desde las 7:00 a.m hasta las 5:00 p.m., los efectivos republicanos resistieron con empuje a las tropas realistas, durante ese lapso de tiempo la caballería realista ataca 9 veces y es rechazada siempre, con grandes pérdidas por las 2 partes.

Al caer la tarde, la batalla aún no se había decidido por ninguno de los dos bandos. Cuando la reyerta arreciaba, los patriotas reciben un refuerzo de 220 soldados de caballería a cargo del coronel Vicente Campo Elías, procedente de San Mateo. Esto fue un empuje necesario para que Mariano Montilla, Sedeño, los hermanos Padrón, Campo Elías y el propio Ribas obtuviera el triunfo de La Victoria. Horas después, Morales junto a sus tropas se retiraron del combate. Entre las bajas que ocasionó la batalla para el ejército patriota está la muerte de 100 soldados, entre ellos el coronel Rivas Dávila.

 

Los logros obtenidos

A pesar de la diferencia numérica entre los batallones republicanos y patriotas no fue determinante para que el ejército liderado por Boves ganara la batalla. La aguerrida participación de los soldados con su coraje, el patriotismo de Ribas así como el oportuno auxilio de Campo Elías, lograron el milagro del triunfo y de esta forma cerraron el paso al intento realista de cortar las comunicaciones entre Caracas y Valencia.

Bolívar al tener conocimiento de que la batalla había sido ganada por Ribas, le concedió a este el título “Vencedor de los Tiranos”. Al día siguiente, a la juventud que participó en la batalla, el Libertador le otorgó al hijo de José Félix Ribas, de apenas tres años de edad, el título de “Capitán vivo y efectivo de Infantería de Línea, con el goce de sueldo de tal desde hoy, y con la antigüedad del día en que empezare a hacer el servicio”. El capitán Ribas Palacios apenas tenía tres años de edad,  nació el 14 de febrero de 1811.

 

Oscarina Zurita

Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad