Publicidad

Prohíben acampar en Choroní por desove de tortugas

"Es por ello que provisionalmente se dejaron unos espacios para que la gente acampara durante estos días de asueto”

Mediante una medida emitida por el juez superior agrario de los estados Aragua y Carabobo, quedó prohibido que los turistas se puedan quedar en carpas en las inmediaciones de la playa en el enclave costero.

Para proteger el medio ambiente en Playa Grande, Choroní, así como el desove de tortugas marinas, que se realiza entre los meses de marzo y septiembre, quedó prohibido acampar en esta zona de la parroquia aragüeña, medida que fue emitida por Héctor Benítez, juez superior agrario de los estados Aragua y Carabobo, gracias a las denuncias de los 19 consejos comunales y de los pescadores que hacen vida en esta costa.

La vocera del consejo comunal de Puerto Colombia, Miriam Gómez manifestó que desde hace varios años venían discutiendo sobre este tema, a propósito del grado de contaminación y desechos sólidos que generaban las carpas que se instalaban en la playa. Dijo que la orden había sido emitida desde el año 2014, pero no se le dio cumplimiento hasta hace varias semanas.

“Fue en 2016 cuando armamos el Comité de Seguridad, que es la unión del poder popular con comerciantes y posaderos, el cual ha apoyado las actividades en pro de Choroní, por lo que se hizo un pronunciamiento donde le indicábamos a las instituciones que había una sentencia y que queríamos que se realizara, porque el desove de las tortugas se desarrolla en la temporada de Semana Santa. Si no lo logramos ahorita no lo logramos nunca. Es por ello que provisionalmente se dejaron unos espacios para que la gente acampara durante estos días de asueto”, sentenció.

Asimismo, Gómez dijo que la gran mayoría de las personas que han visitado la zona han apoyado esta providencia, ya que se ha evidenciado una mayor disposición de espacio para los turistas, así como el aseo que ahora es parte de Playa Grande.

Del mismo modo, expresó que antes no se contaba con la capacidad necesaria para brindar los servicios básicos a los temporadistas que decidían acampar, situación que afectaba a los comerciantes que se encuentran en la cercanía del litoral, por la acumulación de desechos.

“De las 5 tortugas que antes desovaban, solo llegaban 3, ya que la zona de las carpas estaba muy plana, y estos animales necesitaban una arena más suave para dejar a sus crías. El juez se acercó, constató la situación y fue luego de una serie de estudios que vino la sentencia de protección ambiental para Playa Grande”, resaltó.

La vocera finalizó diciendo que se está trabajando en la búsqueda de una zona de carpas, acondicionada y planificada, para que las personas que vengan a visitar la costa aragüeña cuenten con un sitio acorde y habilitado para el sano disfrute de propios y foráneos.

Loading...


Acerca del Autor

Katherine Dona Cumana

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad