Publicidad

Soco: Punto de encuentro y emblema de la modernidad victoriana

Durante más de medio siglo ha sido escenario de protestas políticas de distintos signos

Sin duda alguna que, de todas las esquinas de La Victoria, la de Soco es la más conocida por propios y extraños. Ubicada en la intersección de las avenidas Victoria y Loreto con la Principal de Soco y la Calle García de Sena se ha convertido en punto de referencia obligatoria para cualquier dirección que involucre el centro de la ciudad.

Su origen se remonta a comienzo de la década de los 50`s del pasado siglo XX, cuando el empresario alemán HennerLange y su apoderado en Venezuela Walter Bertolait, propietario y administrador respectivamente de la vieja vaquera a la cual debe su nombre, deciden cambiar el uso agrícola de esas tierras para convertirla en Zona Industrial. Es allí, aproximadamente en 1952 cuando surge también la esquina de Soco y se construye en ella el edificio del mismo nombre siendo la primera estructura que contó con ascensor en la para entonces incipiente ciudad industrial, por lo que se puede afirmar que esta esquina es hito de la modernidad victoriana.

De allí en adelante, la esquina de Soco además de ser en centro de la ciudad moderna, ha sido punto de encuentro de cualquier concentración que se haga en la localidad, epicentro  por muchos años de los desfiles del 12 de Febrero y escenario de protestas políticas de distintos signos…”Quien tranca Soco tranca toda la ciudad” es el decir de los estrategas.

Igualmente ha sido en torno a Soco donde comenzó a desarrollarse el comercio local que, entre otras cosas, desplazó al viejo club La Manguera que estaba en el vértice Noreste de la emblemática intersección, para dar paso a diferentes espacios como el edificio Loreto, primer centro comercial que se construyera en La Victoria.

A pesar de tener mucho menos tiempo que otras esquinas victorianas, ésta no tiene parangón; todos la conocen y en la urbe no existe pareja de corta o larga data que en alguna oportunidad no hallan sellado una romántica cita con la sencilla frase “nos vemos en Soco”.

El Restaurant

Como alguien dijo durante la elaboración de este reportaje: “Es imposible hablar de la esquina de Soco sin mencionar el restaurant” y eso es totalmente cierto, la hoy Marisquería de Soco, creada en 1954 por los Irazabal, familia de origen español conformada por Don Atanasio y Doña Asunción y los “pequeños” Jesús y María Teresa, además de haber sido el primer restaurant de lujo de la ciudad, es también punto  de encuentro de todos los victorianos.

Allí han llegado grandes figuras del arte y la política internacional como el Premio Nobel de Literatura Neptalí Reyes Basoalto, mejor conocido como Pablo Neruda o Susana Duijm primera Miss Mundo venezolana, por sólo mencionar algunos. Allí también, en 1968, lanzó su candidatura presidencial en el estado Aragua el Dr. Rafael Caldera quien más adelante sería dos veces Presidente de la República.

Pero más allá de la parte anecdótica, el Restaurant y Marisquería Soco, como es conocido actualmente, ha sido referencia nacional por su calidad gastronómica especialmente en lo referente a los mariscos y particularmente la paella a la valenciana y el arroz a la marinera cuyas famas han trascendido fronteras y han atraído visitantes de todo el país.

En la década de los 70`s, el restaurant es adquirido por un grupo de empresarios también de origen español pero residentes de Caracas, que vieron a La Victoria como el sitio ideal para la inversión, ellos fueron Manuel Leal (lamentablemente fallecido), Antonio Mauriz y el popular Nonito, (este último se encuentra actualmente residenciado en España).

Hoy en Día con Manuel junior, ocupando el puesto de su padre y Antonio Mauriz al frente de la cocina, Soco sigue siendo lugar emblemático de la comida española en todo el centro del país.

Al respecto Leal (hijo) señala:“Desde que a la edad de 21 años ingresé como mesonero hasta ahora, el restaurant ha sido el mismo, salvo por supuesto algunos cambios en la estructura y la decoración, antes cerrábamos a las 11 de la noche, hoy a las 7 pero la gente y sigue siendo la misma”

Por su parte, Antonio Mauriz deja por un momento de lado el arroz a la marinera que esta elaborado para afirmar:

“A pesar de que muchos dicen que hay crisis, nosotros seguimos trabajando, tenemos la ventaja que aquí viene todo el mundo, vienen del gobierno y vienen de la oposición, porque a todos les gusta nuestra comida y nuestro servicio”.

 

Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad