Publicidad

¡Atención hombres! Estas condiciones pueden afectar el desenvolvimiento de su miembro

Al igual que las mujeres, desde que se inicia una vida sexual activa es necesario acudir con un experto de forma periódica

La idea errónea de que el hombre es quien debe tener la iniciativa, disposición y cuidados durante el acto sexual, ha obligado al varón a ignorar o sentir vergüenza por preguntar sobre la salud de su aparato reproductivo.

Porque, al igual que las mujeres, desde que se inicia una vida sexual activa es necesario acudir con un experto de forma periódica. Aunque, ¿cuáles son las enfermedades del pene más comunes?, o, ¿a qué síntomas hay que poner más atención?

Disfunción eréctil. Además de afectar la autoestima (tu compañero siente pérdida su virilidad, su “valor” como hombre), la dificultad para lograr o mantener una erección podría ser señal de que los vasos sanguíneos están tapados o bien, hay una lesión causada por diabetes.

Pero esta no es la única condición que puede afectar el pene, hay otras, aunque menos conocidas:

1. Fimosis. En este padecimiento hay una estrechez del prepucio (piel que recubre la punta del pene), lo que impide que se deslice hacia abajo; lo que puede provocar infecciones, falta de higiene, fisuras, sangrado y cáncer.

2. Condilomas acuminados. De acuerdo al doctor Luis Rodríguez Vela, del Instituto Urología y Medicina Sexual, los condilomas son verrugas de uno a 10 milímetros de diámetro y suelen tener una apariencia sonrosada o de color marrón. Aparecen en el prepucio y el glande.

3. Infecciones por hongo. Se le conoce también como balanitis candidiásica, y provoca picor y enrojecimiento en el pene después del contacto sexual. Posteriormente produce pequeñas pústulas y lesiones que se descaman (la piel se desprende).

4. Enfermedad de Peyronie. El pene se curva durante la erección debido a una masa dura denominada placa.

¡Ojo! Muchas de estas enfermedades del pene pueden complicarse, y comprometer la salud sexual y física del hombre si no se atienden a tiempo. Deja a un lado la vergüenza y acude una vez al año a tu urólogo.

Loading...


Acerca del Autor

Mirley Navas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad