Publicidad

Los mitos más comunes sobre las relaciones sexuales

Normalmente, lo que se hace rutinario se vuelve monótono, y la monotonía marca el inicio del final en la mayoría de las relaciones. Sin embargo, hay muchas formas de vencer este enemigo silencioso y la que mejores resultados ha demostrado dar, se encuentra en la cama.

Muy aparte de los incontables estudios realizados que dan fe de que, mejorar la calidad del sexo, indudablemente puede reavivar una relación “aburrida”, se debe tener especial cuidado de no creer en muchas ideas erróneas del sexo que usualmente se difunden por internet o por gente que ante tal afirmación demuestran su ignorancia total del tema.

Del mismo modo, existe infinidad de material informativo en blogs online como Love My Senses, que aportan sugerencias, métodos, técnicas e ideas para darle un nuevo aliento a aquellas relaciones que, debido principalmente a la monotonía, ya se consideraban estar en su fase final. 

Desde las más comunes, como aquellas que sugieren practicar nuevas posiciones, incluir juguetes sexuales, lencería, etc., hasta aquellas recomendaciones que pueden sonar algo más extravagantes, como tener relaciones sexuales con medias, entre muchas otras.

Ciertamente, la imaginación siempre va a jugar un papel fundamental a la hora de innovar en la cama, igualmente nunca está de más la precaución. 

Los 10 mitos y mentiras más conocidos sobre el sexo

A continuación compartimos los diez mitos más difundidos sobre el sexo y lo que realmente sucede en torno a los mismos.

 

  • Decir frases obscenas y fetichistas durante el acto – Esto en la vida real aporta, en la mayoría de casos, cero resultados favorables y en términos generales resulta algo incómodo y muy rebuscado escuchar a la pareja sexual pronunciar frases que suelen escucharse en películas pornográficas.

 

  • Adoptar al cine pornográfico como escuela sexual – En la realidad, pese a haber varias posturas de las que se observan en estos videos que si resultan efectivas, como es la posicion de la vaquera, la gran mayoría de técnicas tienden a normalizar acciones que en la realidad no son nada excitantes y llegan a ser hasta dolorosas.

 

  • Adoptar a la píldora del día siguiente como único método anticonceptivo – Es muy común ver féminas que entre sus principales adquisiciones en materia de cuidado íntimo se encuentra este tipo de producto, sin embargo, es preferible usar otros métodos como las píldoras anticonceptivas tradicionales y solo recurrir a las del día después de forma muy esporádica y como última opción.

 

  • Creer que la multiorgásmica femenina es lo que todas buscan – Aunque sí es cierto que hay mujeres que experimentan este fenómeno, es más cierto que son muy pocas quienes están genéticamente predispuestas a ello. Pero la realidad es que a la gran mayoría de mujeres les resulta más que suficiente un solo orgasmo de buena calidad.

 

  • Preservativo muy ajustado para mejores resultados – Este es otro mito muy difundido y que carece de realidad, ya que lo ideal es usar la talla adecuada y colocarlo correctamente, en caso contrario podría haber complicaciones con la irrigación sanguínea.

 

  • Relacionar las dimensiones de manos y pies con el tamaño del miembro viril – Esta es otra idea errónea que suelen tener muchas féminas, las cuales guiadas por esta falsa recomendación son más las decepciones que los aciertos obtenidos. Del mismo modo, no hay ningún tipo de soporte científico que dé credibilidad a esta sugerencia.

 

  • Riesgo de embarazo tras la práctica del sexo oral – De entre todas las creencias y mitos sobre sexo, esta es quizás la más absurda de todas. Desde muy temprano todos aprendemos qué se necesita del óvulo y el espermatozoide para que se lleve a cabo la fecundación, y la zona bucofaríngea no guarda ningún tipo de relación con el aparato reproductor.

 

  • Se puede adelgazar teniendo sexo – Sobre este punto diremos que la parte verdadera es la quema calórica que ocurre durante el acto sexual al haber actividad física moderada. La parte falsa es suponer que el sexo puede reemplazar al ejercicio físico si se quiere bajar de peso.

 

  • Importancia del tamaño del pene – Este es el mito más popular y de mayor difusión y, a pesar de haber factores que influyen positivamente en miembros de mayor volumen, lo cierto es que la zona de placer en la vagina se encuentra en los primeros 5 cm. Por lo que la mayoría de mujeres prefieren y valoran más el buen uso antes que el posible tamaño. Además que también se pueden ayudar de algunos juguetes sexuales caseros.

 

Uso de calcetines, ¿pro o contra?

Puede para muchos sonar totalmente absurdo pensar que el uso de esta prenda de vestimenta básica pueda aumentar o disminuir el deseo en la cama. Ya que la mayoría suele pensar que se trata de una causa de menor deseo a la hora del acto. Sin embargo, esta clásica prenda de vestir aporta beneficios a la hora de intimar, como por ejemplo el de evitar que la baja temperatura de los pies puede dar como resultado una distracción, también que en la mayoría de los casos esta prenda resulta visualmente excitante como parte del desnudo parcial.

Otra ventaja es la comodidad que ofrece, sobre todo si el material de confección es suave, y pues al haber comodidad, evidentemente bajan los niveles de ansiedad y aumenta la sensación de relax, la cual en niveles óptimos facilitan llegar al orgasmo. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad