Publicidad

«Slow sex», la nueva tendencia para tener sexo

Esta nueva tendencia que nos invita a disfrutar del sexo de una manera mucho más relajada y consciente

¡Hoy en día todo se trata de inmediatez… el internet, los trámites, netflix, el trabajo, las responsabilidades no hay nada que nos tomemos con calma… pero, ¿Qué hay del sexo?

Ya casi no queda tiempo para ello y solo podemos confiar en los clásicos «rapiditos», algo que se transforma en habitual y monótono si lo mantienes en el tiempo.

Para evitar eso, llegó esta nueva tendencia que nos invita a disfrutar del sexo de una manera mucho más relajada y consciente, lo que han denominado como “slow sex” o “sexo sin prisa”.

Este movimiento comenzó con la comida, como una forma de familiarizarse con todo el proceso que implica comer. La preparación de los alimentos, los ingredientes que se utilizan, la forma de saborearlos y la compañía en que se disfrutan, son las diversas etapas que contempla el “slow food”, cuestión que se intenta imitar en el ámbito sexual.

En términos simples, esta tendencia propone vivir el sexo de manera integral, ralentizando la relación para disfrutar de todas las etapas que incluye, sin tener como único objetivo la penetración apresurada. Un enfoque arraigado en la filosofía tántrica, donde la meta está en descubrir lo glorioso en todo el proceso.

A continuación, cuatro prácticas que podrían facilitar el “slow sex”:

1.- Mirarse: Lo primero sería mirarse a los ojos unos 10 minutos, pero no como si fuera un concurso de ‘quemaditas’, sino que de una manera más suave y mirando al ojo no dominante de la otra persona, es decir, si tu pareja es diestra mira su ojo izquierdo. También puedes incluir una sonrisa cálida. Es seguro que en comienzo te costará, pues no estamos acostumbrados a mirar profundamente a los ojos.

2.- Respirar juntos: Una vez que ya estén cómodos mirándose a los ojos, deja que tu respiración llegue naturalmente, inhalando y exhalando por la nariz, si es posible. Así, su pareja inconscientemente ajustará su propia respiración para que coincida, ahora sí no ocurre así, pueden poner una mano sobre su corazón para ayudarse.

3.- Abrazarse y tocarse durante un tiempo: Unos treinta minutos pueden ser suficientes para estimularse con caricias corporales, incluso pueden besarse pero sin pasar al tercer grado de una vez. Ahora, si estás menos o más tiempo, es un detalle, la idea es que lo disfruten de manera natural, explica la experta.

4.- Utilizar aceites, aromatizadores o similares: Pueden recurrir a alguna crema o aceite para realizarse masajes mutuamente, pero desde la cintura hacia arriba y con una presión moderada. También pueden frotar su pecho sobre la espalda de cada uno.

Loading...


Acerca del Autor

Mirley Navas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad