Publicidad

¿Cómo tener un buen almuerzo en la oficina?

Llevar la comida en lugar de comer en la calle nos ayuda a ahorrar dinero, manejar nuestros tiempos y comer sano

Llevar el refrigerio en lugar de comer fuera de la oficina nos ayuda a ahorrar dinero y manejar nuestros tiempos a la hora del almuerzo. Además, una lonchera bien hecha es un ahorro de calorías. Estos cinco pasos te ayudarán a tener un almuerzo envidiable en la oficina.

1. Empaca bien tu comida. Coloca cada alimento en un compartimento diferente y si tienes ensaladas, lleva el aliño por separado. Los envases de vidrio y herméticos son los mejores para evitar el ingreso del oxígeno que propicia la descomposición. Si tu almuerzo necesita refrigeración, opta por transportarlo en una lonchera hermética.

2. No te compliques con la preparación. Piensa en la comodidad para transportar y el tiempo que tienes para comer. Prepara un plato sencillo que no necesite demasiado trabajo al consumir, solo calentar como granos, ensaladas crudas, carnes ya cocinadas, etc.

3. Piensa en frío. Si no hay un microondas en tu oficina, la mejor alternativa es llevar platillos fríos como ensaladas de verduras con pasta, enrollados, un sadwich de pan integral, entre otros.

4. Cuidado con la descomposición. No debes mezclar alimentos crudos con cocidos, sellar los empaques herméticamente y evitar huevos, mariscos y lácteos que sabes no podrás refrigerar.

5. Tómate tu tiempo. No te apresures en comer tu refrigerio y usa el tiempo que consideres necesario. Comer a una velocidad moderada disminuye el consumo de calorías, aumenta la sensación de saciedad y ayuda a combatir el estrés según un estudio de la Universidad Cristiana de Texas.

Loading...


Acerca del Autor

Mirley Navas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad