Publicidad

Gustavo Gil: Adiós de otra librería

La librería Lugar Común cerró sus puertas en su conocido local de Altamira sur y para la ocasión citó a sus más allegados amigos a un concierto con el guitarrista y compositor Aquiles Báez y la cantante Ana Isabel Domínguez.

En el país en el que últimanete solo se habla de cierres, bajadas de santamarías, luto y despedidas; asistir a esta cita con un sitio emblemático como la librería de la familia Pumar resultó algo penoso pero la múscia y las palabras esperanzadoras de su propieatario, lograron menguar ese sentimiento.

Garcilaso Pumar, director general de la empresa y máximo accionista, había alentado la realización de más de 1.500 actos culturales que coparon la escena en cada una de sus presentaciones.

Ahora entre milongas y tangos, Báez y su vocalista Domínguez pusieron el tono especial a un acto que agobia al sector editorial. Sumán más de un centernar de locales cerrados, solamente en Caracas.

«Esa tradición no va a romperse», dijo Pumar al referirse a la presentación de obras y escritores, «cerramos un círculo y abrimos otro», añadió.

Lugar Común sigue prestando un invalorable servicio en sus sedes de Mérida, Margarita y dos más en Caracas, en la calle Jalisco de Las Mercedes y en Plaza Venezuela.

Esta de Altamira era la sede preferida de muchos lectores. Su ubicación, a escasos metros de la boca del metro, la hacía especial y tenía un clima acogedor con una vista espectacular a la plaza y al cerro El Ávila.

Para Pumar tenía un sentido muy íntimo porque fue ahí donde empezó su padre su actividad empresarial.

Tips………………….Tips……………………Tips………………….Tips…………….

Los Humanos, de Stephen Karan, se incorpora a la programación del tercer Festival de Teatro Contemporáneo Estadounidense, un programa que cuenta con el patrocinio de la Embajada de los Estados Unidos en Venezuela. La obra se inserta en la corriente hiperrealista y muestra violentas tormentas psicológicas en el seno de la familia Blake. Durante una cena de acción de gracias, los miembros de la familia tendrán que lidiar con problemas muy humanos, tales como la insatisfacción, las aspiraciones fallidas, el amor no correspondido, las enfermedades, la vejez y la pérdida de posición social en una economía desmejorada y afectada por los efectos psicológicos causados por el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001.

Loading...


Acerca del Autor

Gustavo Gil

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Periodista de amplia trayectoria en distintos medios que abarcan la prensa escrita, semanarios, radio y televisión. Actualmente ejerce libremente su profesión, es asesor institucional y de imagen.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad