Publicidad

Miguel Conde: Año nuevo y lo deseado

Analistas y lo que creen ver venir. Pero hay una propuesta de varias estrategias.

Oido en privado: Un mensaje y una respuesta. Analistas y lo que creen ver venir. Pero hay una propuesta de varias estrategias. El cardenal Urosa llama la atención.

Leyendas: Morel Rodríguez. Un mensaje.

                  Nicolas Maduro. Una respuesta.

                  Cardenal Jorge Urosa. La advertencia.

Iniciamos el compromiso de escribir estas crónicas, de esta semana, con la reproducción de un doble mensaje. El primero, con un contenido agradable y atendible.

En efecto. Para empezar, elegimos el mensaje recibido con varios amigos en conversación entrañable y afecto navideño unido. El mensaje oído se lo elaboró el conocido Morel Rodríguez, dirigente político, ex gobernador y líder de Nueva Esparta.

Cierto. Nos dijo, con gran humanismo patriótico e ispirado en las fechas unidas de la Navidad y del año nuevo:

“Espero y es mi mayor deseo que los venezolanos y este país nuestro recuperen, en el año nuevo próximo, su felicidad tan extraviada ahora”.

Se concede entonces: ese mensaje, con contenido de saludo, deseos buenos y gran humanismo. Debe caer bastante bien en el ánimo del público que comparta la alegría de escucharlo.

Ciertamente, este mensaje reproducido en crónicas editadas en diarios del exterior suscitaron comprensión. Y desde Miami, un colega y amigo, Manuel Corao, se comunicó para decirme que muchos lectores venezolanos, residentes en USA, pidieron enviar felicitaciones al orador Morel Rodríguez.

Varias estrategias

Cierto. También ha sido atendible el mensaje que se elaboró Nicolás Maduro. Y, seguramente con la misma compartida preocupación por la felicidad extraviada de los venezolanos y su país todo, asomó como un mensaje de respuesta esperada.

En efecto. Un poco antes, los analistas y expertos en economía habrían convenido en un informe de actualidad, para demostrar que “Venezuela, durante estos ultimos años, entró en un ciclo de estanflación, que implica contracción económica e inflación alta”.

Y, en ese mismo informe, explican los analistas y expertos en economía que “el precio del barril de petróleo venezolano cayó por debajo de los 50 dólares para situarse en uno de sus menores niveles en los últimos años”.

También, según se leyó en toda la prensa, el Banco Central de Venezuela confirmó que la economía del país cayó en una profunda recesión este año. Y la contracción se produjo en una época en que los precios internacionales del petróleo caen constantemente”.

Pero, reitero complacido, Maduro, con preocupación comprensible, no demoró su respuesta. Dijo:

“Están en marcha varias estrategias para dinamizar los motores productivos y realizar el plan de Recuperación Económica”. Precisó y enumeró los objetivos de estas estrategias: “Implementación de un nuevo sistema cambiario. Reforma Fiscal. Optimización de la inversión pública. Aplicación de precios justos y equilibrados. Creación de fondos para la producción local. Promoción del ahorro. Y desarrollo de zonas económicas”.

Agregó que “en el año nuevo el Estado venezolano debe garantizar el 95 por ciento de las divisas”.

Luego anunció que el 4 de enero se reunirá con todos los gobernadores “para mejorar la recaudación tributaria y optimizar la inversión pública”.

Ese anuncio, se admite, complace oírlo y se espera que lo anunciado se cumpla. Y también permite confiar, como lo dijo desear y recomendó Morel Rodríguez, en que los venezolanos y su país puedan recuperar en este año nuevo la felicidad tan extraviada.

La memoria es filtro

Sobre este mismo tema de las complicaciones políticas, con expresiones en muchos lugares de todo el mundo, un amigo italiano, nacionalizado venezolano y apasionado de la literatura, viajó a Italia hace poco. Pero se regresó de nuevo a este, su país. Y, en conversación de Navidades, nos contó: “Estos malos tiempos me traen a la memoria lo que me contaban mis padres, antes de emigrar hacia Venezuela y otros países, que también elegían italianos emigrantes. Me decían:“Italia, con el Mussolini autoritario, es un país en delirio. La intolerancia y la crueldad eran enormes y hay que huir de aquí”.

Era cierto ese lamentar. Pero, según recuerda también nuestro amigo italo-venezolano: “los tiempos han cambiado y ahora Italia, en su territorio, es socialmente mas tranquila. Y administra una economía próspera. Y también es otra y más acogedora nación”.

Luego, para extender sus recuerdos, me dijo: “Como decía el genial Leon Tolstoi, creador de las obras literarias “La paz y la guerra” y “Ana Karenina»: la memoria es un filtro y aceptamos algunos hechos y rechazamos otros”.

Y conviene entonces nuestro amigo: “Pero mi el mundo es el pasado mas comprensible y humanitario, con pocas cosas y hechos que no me agradan, pero con unas muchas otras cosas que si amo eternamente”.

De nuestra parte se comparte enteramente entonces lo que dejara escrito Tolstoi: que “la infelicidad es diversa. Y la omisión o el quedarse callado frente a los eventos insanos de la política que es la forma unida de la mentira largamente practicada”.

En privado:

+++ Conforme el año nuevo, las personas en las calles, celebraban con mucha emoción y observaban con júbilo los impresionantes fuegos artificiales que iluminaron el cielo para llenar el 2015 de ilusión.

+++ Otra nota de expertos en economía. Y dicen: “La contracción se produce en una época en que los precios internacionales del petróleo caen constantemente. Venezuela tiene una fuerte dependencia de este energético, el cual genera cerca del 96% de los ingresos que recibe por exportaciones. La caída de precios ocurre en momentos en que el país enfrenta una inflación galopante, que se situa en un 63,9%.”.

+++ El Cardenal Jorge Urosa, advirtió sobre la violencia desenfrenada y la “terrible corrupción administrativa de Caracas”. Y precisó entonces: “Nosotros no enfrentamos al Gobierno, sino que luchamos por los problemas de la población”.

+++ Por cierto. La agencia Fitch Ratings informa que la capacidad de la economía venezolana se ve limitada por el nivel relativamente bajo de las reservas internacionales Pero tambien se conoce que hay medidas en marcha para mejorar la economía.

+++ Una buena noticia en respuesta: Maduro firmó un decreto para garantizar la inamovilidad laboral durante 2015 para continuar «defendiendo los derechos del pueblo trabajador».

 

Loading...


Acerca del Autor

Oscarina Zurita

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad