Publicidad

Miguel Conde: Violencia y arepa

Oído en privado: Aumentan las muertes por esas calles. Más pensiones para el pueblo y ancianos.

Oído en privado: Aumentan las muertes por esas calles. Más pensiones para el pueblo y ancianos.

Cierto. Parece para algunos una exageración lo que  narran los medios de hechos de la violencia vista.

Reitero: puede parecer una exageración. Pero los hechos insanos y numerosos  lo comprueban: la violencia homicida sigue en aumento en varias ciudades. Y, como se lee también, se comparte la certidumbre de que “la violencia se ha hecho en este país casi típica como la arepa”.

Las estadísticas, en verdad,  verifican que “los crímenes son la primera causa de muerte en varias ciudades de este país, como si se pasara por una guerra mundial o asiática”.

Pero hay diferencias sanas que tranquilizan. Y un ejemplo es la isla de Margarita.

En efecto, como nos demuestra el mismo amigo  poeta e historiador Francisco Salazar,  las estadísticas verifican que la violencia homicida ha sido reducida en la región de Margarita.

Pero también se ha demostrado que la delincuencia representa una seria amenaza en la atormentada Caracas y otras ciudades, porque cada vez es más organizada y peligrosa. Sus actividades van desde el atraco, asesinato, y hasta secuestros de personas.

Cierto. Las cifras, con las muertes por esas calles de varias ciudades, son trágicas y evidentemente enormes. Pero en Margarita se observan algo y bastante reducidos los actos de la violencia.

Al respecto y en compañía del poeta e historiador Francisco  Salazar, un amigo sociólogo y otro  ya anciano él y ex-autoridad policial nos contaron que “el hijo de uno de ellos fue ya víctima de un  ataque de la delincuencia homicida en Caracas”.

Y narran la historia del hijo que, después de haber sido casi asesinado en un asalto, le pidió el favor a su padre de una ayuda para buscarse un trabajo lejos de este país.

El ruego y no más rabia

Bajo esa impresión incómoda proporcionada por el daño que sufrió su hijo, el amigo sociólogo agregó el diagnóstico según el cual “la violencia en varias ciudades de este país es obra de la pobreza extrema, de la delincuencia organizada y la escasez de buenas oportunidades”.

Pero la esperanza sobrevive. Y aún se espera, bajo la Semana Santa y en nombre de Dios, que la violencia y la rabia se retiren.  Y también que el amor sano en la comunidad que proporciona luz  y la buena fe se repongan. Es lo más deseado, ciertamente.

También preocupa enteramente la complicada situación económica en el país. Y los analistas calculan que tras el declive de la cesta petrolera, las finanzas públicas presentan un desajuste entre ingresos y gastos.

Pero se toma nota y se aplican ya rectificaciones saludables. Y también hay esfuerzos en el gobierno que complacen, porque se busca mejorar la economía en crisis. Y solución a los males que afectan a los más humildes.

Cierto. El inquilino de Miraflores, Maduro, anunció de nuevo más pensiones para ancianos.  Y precisa que se cumplen 300 mil nuevas pensiones para el pueblo venezolano. Y ese anuncio y la certidumbre de que se cumpla han tenido que caer bien en el ánimo del público todo.

En Privado:

+++ Otra noticia cuenta que  el ex-presidente de Perú, Alejandro Toledo, descubrió en la sede de la Cancillería peruana una maleta diplomática con 850 mil dólares que habrían sido traídos de Venezuela .

+++ Y la Asamblea Nacional, que preside Diosdado Cabello, aprobó esclarecer los actos de lavado de dólares. Y se comunicó con  la Comisión de Contraloría, para averiguar lo denunciado por el Ministerio Fiscal español: “que seis funcionarios nuestros serían los acusados en el caso del Banco de Madrid”.

+++ Por su parte, el diputado Marquina pidió al gobierno “no dar solidaridad a los corruptos”. Y solicitó  al gobierno  actuar de manera “seria” en relación a los funcionarios venezolanos acusados y bajo sanción en USA. Y recomendó que “la respuesta sensata y madura sería rechazar esas medidas y pedir explicaciones”.

Loading...


Acerca del Autor

Ángel Medina

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad