Publicidad

Paracos destriparon a turmereño en una trocha

Occiso presentaba antecedentes criminales y al parecer fue ajusticiado por presentar conducta criminal en la frontera

Yefferson Jhon Acero Llélano, de 32 años, resultó muerto de varias puñaladas y su cuerpo fue abandonado en las inmediaciones de la trocha La Marranera, en Cúcuta.

 

Acero llevaba dos años residenciado en la capital del Norte de Santander, pero era nativo del estado Aragua.

 

La víctima presentó herida punzo penetrante a nivel estomacal con exposición de vísceras, informaron fuentes policiales.

 

José Luis Palomino, jefe policial de Cúcuta, dijo que los restos del migrante venezolano fueron localizados en una zona despoblada y enmontada.

 

Su estómago estaba abierto, según la información aportada por el personal de patología forense. Los delincuentes utilizaron un arma blanca para extraerle las vísceras y luego lo cubrieron con un polvo blanco, presuntamente cal.

 

Acero residía con su familia en Samán Tarazonero I del municipio Santiago Mariño, presentaba antecedentes en el Sistema de Investigación e Información Policial (Siipol), por varios delitos, uno de ellos por el robo y hurto de vehículos.

 

Como tenía un historial policial y además era buscado por las autoridades policiales, tratando de evadir la justicia, el joven migró hacia otros países de América Latina y luego se radicó en Cúcuta.

 

Cuando quiso seguir en sus andanzas se topó con los paracos que “lo frenaron en seco”, ocasionándole la muerte en tales circunstancias.

 

Sus restos serán repartiados a Aragua, y se presume que recibiría cristiana sepultura en el Cementerio de Turmero.

La víctima se encontraba desaparecida desde el 29 de diciembre y su esposa lo estuvo buscando desesperadamente.
Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad