Publicidad

René Solla: Cristiano y el Real Madrid se dieron un atracón de goles, pero no se acercaron al Barcelona que ganó en Vigo

Cristiano Ronaldo es "pichichi" de La Liga con 36 dianas

Este fin de semana se disputó la vigésimo novena jornada del fútbol español que nos deparó los triunfos del Real Madrid por 9 a 1 ante el Granada, del Barsa en su visita a Vigo por 0 a 1 y del Atlético de Madrid por 0 a 2 ante el Córdoba, que le valió para retomar la tercera plaza, en detrimento del Valencia CF que empató en el derbi ante el Villareal.

En el partido disputado en el Bernabéu, el Real Madrid se deshizo de la congoja que lo había perseguido estas dos semanas luego de haber caído en el clásico ante el FC Barcelona y vapuleó al Granada, que se encuentra penúltimo en la tabla de posiciones y tiene muy mala pinta para evitar el descenso en las 9 fechas que restan para la conclusión del campeonato.

El Granada estuvo bien en los primeros 20 minutos, pero se deshilachó cuando en el minuto 25, Bale recibió un magnífico pase en profundidad del colombiano James Rodríguez para deshacerse de su marcador y del portero y marcar su gol número 13 en 26 partidos disputados de liga. Fue clave la vuelta del neogranadino al equipo titular de Ancelotti, siendo ovacionado en el momento en el que se retiró del césped del Bernabéu.

Los dos primeros goles de los merengues fueron tras asistencias de él, una a Bale y otra a Cristiano, tras cederle el balón con el exterior de su botín izquierdo. El conjunto madrileño se ha conjurado para intentar ganar los 10 partidos de liga restantes y con la vuelta del cucuteño y de Modric al once titular podría ser posible.

A partir del gol de Bale el Madrid fue un vendaval y sobre todo Cristiano, quien marcó un hat trick en 8 minutos, del 30 al 38 (el más rápido conseguido en su carrera profesional y el más veloz de un jugador extranjero en toda la historia del campeonato nacional de liga), contando con la colaboración inestimable del meta del conjunto granadino Oier, quien puso las manos frágiles ante el obús que mandó el lusitano en el 4 a 0.

El primer tiempo concluyó con un zurriagazo del internacional marroquí El-Arabi, desde unos 40 metros que se estrelló contra el travesaño de la portería defendida por Casillas.

Sin embargo, la situación no varió en la segunda mitad y el Madrid salió enrabietado y consiguió 3 goles en 5 minutos, del minuto 52 al 57, dos de Benzema (que llegó a 15 en liga) y uno de Cristiano. El Granada logró el tanto de la honrilla en el minuto 75, obra del canterano valencianista Robert Ibañez, tras recibir un gran pase en profundidad de El-Arabi y recortar a Casillas en su salida.

No cesaron las desgracias del cuadro visitante y Diego Mainz, intentando despejar, puso el 8 a 1 en propia puerta y el 9 a 1 lo consiguió Cristiano en el minuto 90, luego de cabecear a la red un medido centro de Luka Modric, consiguiendo por primera vez en su carrera 5 tantos (un repóquer) en un partido (y colocándose pichichi con 36 dianas a 4 de las 32 de Messi), algo que no lograba un jugador merengue desde Fernando Morientes, el 10 de febrero de 2002 ante Las Palmas. Asimismo, desde 1967 el Real Madrid no marcaba 9 goles en un partido de liga, en aquella ocasión la víctima fue la Real Sociedad.

Sin embargo, de poco le sirvió a los blancos fagocitarse al Granada, ya que el FC Barcelona, aun sin jugar bien, le ganó al Celta en Vigo con una jugada de estrategia bien finalizada por el galo Jeremy Mathieu (min 74) que, en 2 semanas, ha marcado 2 goles que valen su peso en oro (primera vez en su carrera que marca en jornadas consecutivas en liga).

Fue el que abrió la lata ante el Madrid de cabeza y, en Balaídos, cuando todo hacía presagiar un empate, aprovechó un medido centro del cerebro culé Xavi Hernández (97 asistencias del 6 culé en su carrera en liga) para que los azulgranas se llevaran 3 puntos vitales en su lucha por el título de liga, ante un rival que en el partido de ida los derrotó por la mínima en el Camp Nou.

El punto de inflexión que cambió el signo del partido fue la entrada de Xavi por Rafinha en la segunda parte, donde el mediocentro azulgrana destiló gotas de su talento que ya tiene fecha de caducidad en la liga española, pues tras estos 9 partidos jugará la próxima temporada en el Al Saad catarí, el mismo equipo donde militó su compatriota y amigo Raúl González.

Loading...


Acerca del Autor

Ángel Medina

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad