Publicidad

René Solla: Eduardo Vargas coloca a Chile en la final de Copa América

Dos fogonazos del hombre del Nápoles, y la expulsión de Zambrano acercan a Chile al título

Este lunes 29, en el estadio nacional de Santiago, se disputó la primera semifinal de esta edición de la Copa América, que enfrentó a chilenos y peruanos, en el reconocido duelo del pacífico y donde los australes, espoleados por su público, se colocaron en la final tras 28 años, en la copa disputada en Argentina y donde fueron derrotados por los uruguayos.

Empezó bien el partido el cuadro peruano, contragolpeando con peligro y aprovechando la endiablada velocidad de su goleador y referente Paolo Guerrero, quien envió un centro desde la izquierda que fue rematado dentro del área por Jefferson “la foquita” Farfán, enviando el esférico al palo de la portería defendida por Claudio Bravo.

Sin embargo, el partido se rompió por completo cuando en el minuto 19, el central inca Carlos Zambrano fue a cortar un balón pasado de revoluciones y le dio una patada alevosa al mediocampista austral Charles Aránguiz, que le valió la roja directa del árbitro venezolano José Argote, ya que le clavó los tacos en la parte baja de la espalda.

A partir de allí, Chile se empezó a animar hacia el arco contrario peruano y a 4 minutos del final del primer tiempo, Alexis Sánchez centró al área pequeña, Aránguiz trató de rematar, pero sin éxito y el balón fue a pegar al palo más lejano de la portería defendida por el cancerbero Gallese y el rebote le cayó a Eduardo Vargas quien estaba adelantado, pero, de semifallo, envió el balón al fondo de la red.

El DT de la escuadra de la franja, el gaucho Ricardo Gareca salió a apostar en el segundo tiempo, con un Guerrero en estado de gracia y un Cristian Cueva sirviendo balones al espacio. En el minuto 58 recibió, de espaldas, Guerrero en ¾ de cancha, giró y sirvió un balón al espacio para que el lateral Advíncula centrara a Carrillo, entre los dos centrales de la roja y el balón entró en las redes australes tras intentar ser despejado por Gary “el pitbull” Medel.

No obstante, el mismo Guerrero intentó salir jugando en una contra y perdió el balón con Valdivia, para que luego Medel se la sirviera a Eduardo Vargas (ficha del Nápoles italiano) quien, desde 30 metros, disparó al ángulo superior derecho del arco defendido por Gallese para conseguir unos de los tantos más hermosos en lo que va de torneo y dar el pase a Chile a la final, ante la algarabía de los presentes en el abarrotado estadio nacional, quienes el sábado esperan que su selección conquiste su primera copa América, después de ser subcampeón en cuatro ediciones 1955, 1956, 1979 y 1987.

Loading...


Acerca del Autor

Jensy Mier y Terán

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad